El Ayuntamiento de León finaliza el arreglo de tres calles peatonales del Casco Histórico

El alcalde, Antonio Silván, visita las zonas

El alcalde de León, Antonio Silván, acompañado del concejal de Infraestructuras, Eduardo Tocino, visita la finalización de las intervenciones de peatonalización del casco histórico contempladas para el presente ejercicio
El alcalde de León, Antonio Silván, acompañado del concejal de Infraestructuras, Eduardo Tocino, visita la finalización de las intervenciones de peatonalización del casco histórico contempladas para el presente ejercicio

El Ayuntamiento de León finalizó las obras de arreglo y peatonalización de tres enclaves de la zona vieja de la ciudad, como son las calles Herradores y San Lorenzo, y la zona de San Pelayo, para las que se ha contado con un presupuesto para este ejercicio de 300.000 euros.

El alcalde de León, Antonio Silván, recorrió la zona del Casco Histórico de la ciudad, incluidas las tres zonas donde se han realizado las intervenciones más importantes en el 2018, acompañado por el concejal de Infraestructuras, Eduardo Tocino, técnicos municipales y varios miembros de la Federación de Asociaciones de Vecinos Rey Ordoño.

Silván explicó que los trabajos han consistido en la reurbanización de estas vías para cumplir con las demandas vecinales y mejorar el entorno de estas zonas, donde ahora se colocará mobiliario urbano como bancos y papeleras.

Tras años de peticiones vecinales y de los centros educativos, se han eliminado las estructuras que soportaban una fachada en la Calle y Plaza de San Pelayo, donde se ha procedido a la mejora y renovación de la red de saneamiento, la sustitución del colector existente de hormigón por uno nuevo de PVC de mayor capacidad, la renovación de la red de abastecimiento y la mejora de canalizaciones eléctricas y de telecomunicaciones. Asimismo, se ha renovado la pavimentación para adaptarlo a la coexistencia de tráfico peatonal y rodado al mismo nivel, sustituyendo las aceras y el firme de aglomerado por adoquinado a nivel. La intervención en la Calle San Lorenzo ha consistido en la peatonalización del vial, mientras que en la Calle Serradores se ha mejorado la red de saneamiento.