El colectivo LGTB+ urge a Ciudadanos a sacar adelante la Ley de Diversidad Sexual

La Federación autonómica se reúne con el PSOE que espera incluso que la norma esté ya en el primer Pleno

Virginia Barcones conversa con Ignacio Paredero, presidente de la Federación Regional LGTB+
Virginia Barcones conversa con Ignacio Paredero, presidente de la Federación Regional LGTB+

El colectivo LGTB+ de Castilla y León, que lidera Ignacio Paredero, mira a Ciudadanos, que forma parte del Gobierno autonómico, para poder aprobar más pronto que tarde la Ley de Diversidad Sexual en Castilla y León.

La Federación Autonómica LGTB+ iniciaba ayer con el Grupo Parlamentario Socialista una ronda de contactos políticos, que proseguirá en breve con los de Ciudadanos y Podemos, y a la espera de cerrar otras con el Grupo Mixto y el PP, para tratar de que se pueda aprobar más pronto que tarde la normativa regional y, de esta forma, dar a nuestra Comunidad una legislación que proteja los derechos y libertades de estas personas que, según advierten desde el colectivo, no están asegurados ante la creciente violencia que están padeciendo en las calles y aulas.

Paredero recordaba que esta «necesaria» Ley quedó pendiente en la pasada legislatura por el rechazo del PP, que pidió esperar a la aprobación de la normativa LGTB+ estatal.

Por ello, el colectivo pone sus ojos ahora en Ciudadanos, partido que ya apoyó la Ley en las Cortes en la anterior legislatura, y que ahora, como mitad de la naranja del Gobierno en la Región, para que pueda convencer al PP para aprobar la norma cuanto antes. sobre la base del documento consensuado en el mandato anterior por todos los grupos excepto los populares. Además, Paredero, señalaba que esta Ley es una de las cien medidas que se incluyen en el acuerdo para la gobernabilidad de Castilla y León pactado por el PP y Ciudadanos.

Igualmente, el colectivo Transexual, que forma parte de la Federación LGTB+, ha reclamado también la cobertura de necesidades específicas en el ámbito sanitario y educativo. «En Educación, creemos que es básico que en los colegios se conozca quienes somos», aseguraba Amanda Azañón, presidenta de Lesgávila, quien apuntaba que «no se trata de adoctrinar, sino de que los escolares los alumnos sepan que la realidad es diversa».

Desde el PSOE recogían el guante y apoyaban todas y cada una de las reivindicaciones de este colectivo. Es más, la viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Virginia Barcones, confía en que en el primer pleno de las Cortes de la legislatura se pueda tomar en consideración la Ley de Diversidad Sexual. «Castilla y León y el colectivo LGTB+ no pueden esperar ni un minuto más», apuntaba.