«El Patio Herreriano tiene que entrar en los engranajes de los grandes museos de España»

Su nuevo director, Javier Hontoria, señala que otro de sus retos es lograr su identificación con los vallisoletanos

El director del Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo, Javier Hontoria
El director del Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo, Javier Hontoria

Un espacio singular, ambicioso y relevante. Es en lo que trabaja Javier Hontoria desde hace unos meses, al frente del Patio Herreriano de Valladolid, con muchos retos por delante pero con uno fundamental: «lograr que este espacio entre en los engranajes de los grandes museos de España». En un encuentro con LA RAZÓN, analiza sus inquietudes y sus proyectos, bastantes en mente, y en los que tanto como él como su equipo ya están manos a la obra. «Tenemos un potencial enorme y una colección fastuosa. Estamos ante un Museo arraigado en el imaginario de la ciudad y éste es otro de los objetivos, lograr una identificación importante con Valladolid y sus ciudadanos», asegura.

Por eso, son varias las propuestas que tiene sobre la mesa. Una de las cuales, es la de elaborar «programas que seduzcan» y la de poner en valor la Colección, «que es muy singular» a través del diálogo con jóvenes artistas. «Queremos buscar asociaciones entre artistas de diferentes generaciones que no parten de los mismos contextos. Tratar de buscar nuevas lecturas y nuevos caminos a través de nuestro arte y debemos hacer la mejor exposición posible para que el artista salga del museo, mejor que cuando entró», manifiesta.

Buen conocedor del arte contemporáneo, gracias a una dilatada experiencia como comisario y crítico, lamenta que a pesar del gran potencial y buena remesa de artistas que existen en la actualidad en España «falta visibilidad». «Algo falla, no sabemos de quién es la culpa, pero lo que sí podemos hacer desde aquí es programar arte español y aportar nueva luz sobre lo que se está haciendo», prosigue. Por ello plantea la posibilidad, de crear circuitos, con la colaboración de otros centros, para sacar a estos artistas al exterior y que puedan proyectar de manera internacional sus creaciones.

Javier Hontoria también ve fundamental la labor divulgativa y de investigación: «Dinamizar, leer, revisar y estar renovando lecturas sobre lo que se ha hecho en el arte en España. «Tenemos que trabajar hacia fuera, atraer nuevas audiencias pero intentando ofrecerles atractivos. Tenemos que fortalecer a nuestro público, que salga de aquí con un pensamiento más crítico, pero también sacar lo mejor de cara artista».

Y la pedagogía y la enseñanza también deben resultar «claves». «Falta Educación en todas las artes, pero aquí tenemos el legado de Ángel Ferrant y debemos crear un espacio cercano a las teorías que impulsó». En este punto, aclara que es una carrera en la que están trabajando todos los Museos, en conformar grandes equipos pedagógicos, que realizan un sinfín de actividades, porque «se han dado cuenta de que ya no son centros para sólo ver una exposición».

Hontoria afirma que no tienen «ningún problema» por que el Herriano sea gratuito, y asegura que hay que buscar el punto intermedio para que los Museos se llenen de gente pero ofreciendo un programa de calidad.

Los problemas de la evolución digital

«La evolución de la tecnología y del arte digital ha creado una especie de limbo o de globo que lo ha cubierto todo y la sociedad vive inmersa en ese acerbo. Y tenemos que pinchar esa burbuja», asegura Javier Hontoria. «Debemos ver las singularidades que tenemos, que nos hace especiales», y por eso anima a los artistas a ser singulares y originales. «Si eso se elimina, sería un auténtico drama», afirma.