El PP recupera la Diputación de Soria al pactar con PPSO y Cs entre gritos de traidores

El diputado popular Benito Serrano asume la Presidencia de la institución provincial ofreciendo diálogo sincero y humildad pero, sobre todo, compromiso con el bienestar de los pueblos sorianos y sus gentes

El popular Benito Serrano toma posesión como presidente de la Diputación de Soria
El popular Benito Serrano toma posesión como presidente de la Diputación de Soria

El PP recupera la Diputación de Soria, cuatro años después de perderla. El diputado popular Benito Serrano tomaba ayer posesión como presidente de esta institución en una sorprendente sesión plenaria, que acababa entre gritos de traidores por parte de un centenar de simpatizantes del PSOE indignados que se amontonaban a las puertas del Palacio de Diputación para increpar a los diputados del PP, de Ciudadanos y de la Plataforma Por el Pueblo Soriano (PPSO) -un partido formado de las entrañas del propio Partido Popular ya que está compuesto por ex dirigentes populares críticos-, que son los que han pactado un tripartito que desbanca al socialista Luis Rey de la Diputación de Soria.

Benito Serrano se hacía con el bastón de mando de la institución provincial al contar con los votos de los nueve diputados de su partido, los tres de la PPSO y el apoyo esencial del diputado de Ciudadanos para lograr los trece sufragios necesarios para superar a los doce del candidato socialista.

«Trabajemos juntos porque muchos ojos nos están mirando y el futuro nos juzgará», eran las primeras palabras del recién elegido presidente de la Diputación de Soria, quien agradecía su apoyo a la plataforma ciudadana y a la formación naranja. «No os fallaré», les trasladaba. Durante su discurso de investidura, el también alcalde de Golmayo explicaba que el acuerdo se ha llevado a cabo porque las urnas decidieron que ningún partido tuviera mayoría absoluta y que por ello PP y Cs alcanzaron un pacto para gobernar Castilla y León, que ahora se reedita en la Diputación de Soria, pero sumando además a la PPSO. Al respecto, la presidenta del PP soriano y también diputada provincial, Yolanda de Gregorio, destacaba que este acuerdo ha sido posible también por que los programas de los tres partidos tienen más semejanzas que diferencias, y apostaba por trabajar desde la institución para lograr un Pacto de Estado en favor de la provincia de Soria.

Repoblar la provincia y garantizar el bienestar de todos los sorianos del medio rural generando oportunidades de empleo, serán sus prioridades, según avanzaba Serrano. También se comprometía a ser reivindicativo con todas las administraciones, a desarrollar la banda ancha y a dotar de bienes públicos y privados a los pueblos. Y apostaba por crear nuevas infraestructuras, por impulsar el empleo femenino y por promover el consumo eléctrico de origen renovable.

Luis Rey llama «desleales y títeres» al tripartito

Con el lógico malestar por haberse quedado compuesto y sin novia, como suele decirse por estos lares, el ex presidente socialista de la Diputación soriana, Luis Rey, cargaba duramente contra los diputados de PP, PPSO y Cs que conforman el tripartito. «Son unos desleales, unos títeres y unos mentirosos y resentidos», aseguraba Rey, quien admitía que pensaba gobernar y advertía que este pacto tiene nula credibilidad «porque han tenido que ir a un notario» para firmarlo.