El PSOE dibuja una situación apocalíptica con despoblación galopante y desempleo

Villarrubia junto con militantes del partido ayer en Béjar
Villarrubia junto con militantes del partido ayer en Béjar

Despoblación, paro, personas sin prestaciones y becas. El secretario regional del Partido Socialista, Julio Villarrubia, volvió a dibujar una situación apocalíptica de Castilla y León, con lamentaciones y quejas y sin aportar solución alguna. Antes de paticipar en un acto con militantes socialistas de la comarca de Béjar, Villarrubia presentaba una situación regional diferente a la que ofrece el PP y totalmente pesimista.

Así, ha indicado que además de «más despoblación y desempleo», en Castilla y León hay cada vez más «personas sin prestaciones, sin becas, que tiene que abandonar sus pueblos porque los servicios se eliminan».

Villarrubia ha denunciado que «se pretende hacer alguna trampa» por parte del Gobierno regional cuando ofrece datos del paro, «porque no se pueden disfrazar los menos malos datos de desempleo cuando hay un tremendo aumento de la despoblación».

Para el secretario regional del PSOE, los datos son evidentes: «hay un aumento de la despoblación, del desempleo, 26.000 personas se han marchado de Castilla y León en 2012, en el primer semestre de 2013 se han ido 11.600 jóvenes de menos de 35 años».

«Se han rebajado sustancialmente las aportaciones a educación, sanidad, a la dependencia, a los servicios sociales, a la agricultura y a la minería», ha agregado.

Al mismo tiempo, ha ofrecido la visión optimista, al afirmar que su partido gobernará «antes que tarde», un cambio de gobierno que «propiciará cambio en la política, una sensibilidad y una atención al mundo rural».

Julio Villarrubia también ha tenido palabras críticas para el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien ayer ofreció unas perspectivas para 2014 optimistas. En este sentido, el dirigente socialista ha recordado que «ayer -por el viernes pasado- nos subían la luz, que nos congelaban el salario mínimo interprofesional, un dato que es un auténtico escándalo», por lo que Rajoy «parece que vive en otro país».