Éxito del concierto de la Fundación Schola en favor de los niños huérfanos de Benín

La sociedad vallisoletana se vuelca con el tradicional espectáculo de Navidad “Harambee”

XII Concierto de Navidad Harambee, organizado por la Fundación Schola
XII Concierto de Navidad Harambee, organizado por la Fundación Schola

El tradicional Concierto de Navidad “Harambee”, organizado por la Fundación Schola y protagonizado por la Joven Orquesta de Valladolid (Josva), bajo la magistral batuta de Ernesto Monsalve, fue todo un éxito. El público vallisoletano arropó el espectáculo que, en esta ocasión, sirvió para recaudar fondos destinados a un programa de educación infantil para niños huérfanos del pueblo de Igoho en Benín (África). El repertorio musical elegido este año, bajo el lema “I Love Zarzuela en familia”, abarcó todos los géneros y a los autores más icónicos, para acercar la Zarzuela al público que ve, en ella, una reminiscencia del pasado. El carácter didáctico de los conciertos familiares son una constante cada año. Además, la iniciativa cultural concidió con los quince años de vida de la Josva, que interpretó piezas como “El gato montés” de Penella, “El barberillo de Lavapiés” de Barbierio o “La verbena de la paloma” de Bretón, entre otros muchos, que hicieron las delicias del multitudinario público. También, la formación contó con el barítono Luis Santana, la soprano Laura Sabatel y la solista de castañuelas Teresa Laiz. Asimismo, participaron en la actuación el grupo Lírica Bohemios y sus coros colaboradores, además de otros como el Miguel de Cervantes de Alcalá, Amigos de la Ópera de Zamora, la orquesta de laúdes Conde Ansúrez y Teatro Arcón de Olid.

En Benín la mayor parte de los niños viven en la pobreza y han quedado huérfanos como consecuencia de la guerra. Desde muy pequeños tienen que hacer frente a muchas dificultades y abusos que se cometen sobre ellos. Este programa pretende escolarizar a veinte niños (catorce niñas y seis niños), sostener su manutención y contratar a los profesores que los educarán a lo largo de un año.

Cada beca asciende a un importe de 240 euros al año para pagar los gastos completos de cada niño. Se organizarán en grupos de diez niños tutelados por dos profesores de primer grado (denominado allí C1) y especializados en educación básica. Se complementará la formación académica con la transferencia de valores y competencias ciudadanas.