MENÚ
lunes 14 octubre 2019
22:34
Actualizado

Herrera respalda la fortaleza de la empresa familiar encarnada en el Grupo Altibérico

El presidente acompaña a Clemente González, al recibir el Premio a la Familia Empresaria del Año

  • El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, saluda a Clemente González Soler, presidente del Grupo Alibérico, momentos antes de recibir el Premio Familia Empresaria del Año, ayer en Madrid
    El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, saluda a Clemente González Soler, presidente del Grupo Alibérico, momentos antes de recibir el Premio Familia Empresaria del Año, ayer en Madrid
Valladolid.

Tiempo de lectura 2 min.

19 de marzo de 2018. 21:10h

Comentada
Valladolid. 20/3/2018

La familia de Clemente González Soler, propietario del Grupo Alibérico, recibió ayer en Madrid el Premio Familia Empresaria del Año, que ha otorgado por vez primera la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar de Madrid (Adefam). Un acto de reconocimiento al esfuerzo, trabajo y compromiso durante tantos años de este Grupo, referente en el sector del aluminio, que apuesta por Castilla y León para su desarrollo industrial a través de la filial Alucoil instalada en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quiso respaldar con su presencia en la entrega de estos galardones, el compromiso y la apuesta de este Grupo por el empleo y la actividad económica en nuestra Comunidad.

Y es que Herrera, cada vez que ha tenido ocasión, siempre ha apoyado y defendido la fortaleza de las empresas familiares , sobre todo por su «mayor resistencia» en tiempos de prolongada y profunda crisis, así como por la «intensidad» de su compromiso, la dedicación de la familia, la agilidad en la toma de decisiones, una mayor reinversión de los beneficios y el propio sentido de pertenencia a un proyecto común.

Para el presidente de Castilla y León las empresas familiares «son el auténtico motor de la economía productiva y son, en estos momentos, esenciales para consolidar el crecimiento y la creación de empleo».

«El secreto del éxito de Alibérico han sido y siguen siendo las personas y la tecnología orienada a la innovación y mejora constante de los procesos y los productos», destacaba Clemente González Soler, quien recibía el galardón de manos de la consejera de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Engracia Hidalgo, y acompañado de su esposa María José Armero Tomás, y de sus hijas Inmaculada y María González. El presidente del Grupo Alibérico se reafirmaba en su apuesta por seguir liderando un proyecto en el que la pasión y el «completo amor por lo que hacemos» es la base primordial, y que tiene a la familia, los trabajadores y la vocación de permanencia, como claves de una historia de sacrificio y de fracasos de los que han sabido fortalecerse.

Últimas noticias