La campaña llega a su ecuador con «mucho ruido mediático» y «falsedades económicas»

El socialista Luis Tudanca asegura que el «populismo» de Unidos Podemos y el «inmovilismo» del PP «están contaminando» el panorama político, mientras que el popular Álvaro Nadal pide a todos los partidos «desideologizar» el debate económico

Tudanca, Rubalcaba y Esther Peña, a su llegada al mitin de Burgos
Tudanca, Rubalcaba y Esther Peña, a su llegada al mitin de Burgos

La campaña llega hoy a su ecuador con un escenario incierto a tenor de las encuestas, y con mensajes entre los distintos partidos que tampoco ayudan a hacerse una idea de lo que podrá ocurrir después de acudir a las urnas. Pero, sobre todo, se cumplen siete días en los que está habiendo «mucho ruido mediático», según el PSOE, y «pocas realidades económicas», según el PP.

Para el secretario regional de los socialistas, Luis Tudanca, la campaña está marcada por un «ruido mediático que la está contaminando», dice, debido a las propuestas «populistas» de Unidos Podemos y al «inmovilismo» del Partido Popular. Mientras que para el popular Álvaro Nadal, jefe de la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno, la campaña se está caracterizando por un debate económico muy ideologizado con «muchas falsedades y pocas realidades». En este sentido, Nadal, que participaba en un acto del partido en Salamanca, defendía por un lado la política del PP en materia económica y, por el otro, pedía a los partidos «desideologizar» el debate económico y buscar una mayor coincidencia entre todos para «una cuestión tan importante como es crear empleo». Igualmente, destacaba la importancia de invertir en Formación Profesional «para mejorar la capacidad de los jóvenes», así como en innovación, «para lograr tener una economía y unas empresas más fuertes». La Educación protagonizaba otro acto del PP en Ávila, con la presencia del secretario general de Universidades, Jorge Sáinz, quien ponía en valor el sistema educativo de España, «donde se ha reducido la tasa de abandono escolar temprano y han aumentado las becas», y destacaba la apuesta del partido por las escuelas concertadas, así como por la desaparición de la Selectividad, «por un formato más avanzado consensuado con los rectores de las Universidades».

El PP metía también en campaña la Seguridad nacional en otro acto que se celebraba en Palencia, con presencia del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y del secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez Vázquez. Éste último afirmaba, rotundo, que el Gobierno «no ha bajado la guardia ni un ápice» en Seguridad y en la lucha contra la criminalidad, especialmente contra el terrorismo yihadista, «a pesar de estar en funciones». Igualmente, valoraba la reducción en un 11 por ciento de las los delitos y faltas, y que la encuesta del CIS haya revelado que sólo el 2 por ciento de los ciudadanos vea en la seguridad un problema en España.

Espíritu de la Transición

Asimismo, en el día de ayer se cumplían 39 años de las primeras elecciones de la España democrática. Una efeméride que recordaba el socialista Tudanca, primero en Valladolid en un acto con los jubilados de la UGT, y después en el mitin de Burgos con Rubalcaba, para apelar el espíritu de la transición y agradecer a las generaciones pasadas su esfuerzo, «para que hoy podamos ir a votar democráticamente».

Tudanca acusaba a PP y Podemos de «hacer una pinza» para destruir al PSOE que, decía, «fracasará porque salimos a ganar». También animaba a votar «porque están en juego las pensiones, la sanidad o el tipo de empleo que queremos para España», y pedía el voto para el PSOE «porque es el único que garantiza el cambio».

Finalmente, el procurador de IU- Equo en las Cortes, José Sarrión, participaba en un acto de la coalición Unidos Podemos en Valladolid que se celebraba en el Teatro Municipal de Canterac. Allí, defendía el protagonismo del movimiento obrero que representa Unidos Podemos, «siempre con los más débiles», y llamaba a todos los ciudadanos que vivan en barrios obreros o «rojos», como el de Las Delicias donde se encontraba ayer, a que acudan a votar «para transformar España y lograr un país diferente al que describe Mariano Rajoy».