La comunidad LGTBi alerta de un repunte de la violencia en la Región y culpa de ello a Vox

Pide también a la delegada del Gobierno más formación en los agentes que atienden las denuncias

La delegada del Gobierno Mercedes Martín, durante el encuentro que mantuvo con varios miembros de la comunidad LGTBi
La delegada del Gobierno Mercedes Martín, durante el encuentro que mantuvo con varios miembros de la comunidad LGTBi

Representantes de varias asociaciones que defienden los dfrechos de la comunidad LGTBi, como la Fundación Triángulo o ATC Rainbow, se reunían ayer en Valladolid con la delegada del Gobierno en Castilla y León, Marcedes Martín, para trasladarle algunas de las inquietudes que tienen en el colectivo. Entre ellas, el repunte de la violencia y de los delitos de odio hacia ellos que aseguran haber detectado en los últimos tiempos en nuestra Comunidad, y culpan de ello a Vox «por los discursos homófobos que están haciendo algunos de sus dirigentes», como advertía Yolanda Moreno, de la Fundación Triángulo.

De la misma forma, Laura Santamaría, de ATC Rainbow, aseguraba que frases como las que según dice ha emitido el líder de Vox, asegurando que la comunidad LGTBi es gente «degradada, desviada o enferma no se pueden consentir y tendrían que estar penado por la ley por apología del odio».

Asimismo, durante su encuentro con Mercedes Martín, este colectivo reclamaba también a la delegada del Gobierno de España en la Comunidad una mayor formación de policías, profesores, empresas y otro personal que pudiera estar en contacto con las víctimas para su correcto trato en el momento de la denuncia.

También se referían a la ley de diversidad sexual, que se quedó sin aprobar durante la pasada legislatura. «Seguiremos defendiéndola y esperamos que las nuevas Cortes tengan la suficiente fuerza para poder aprobarla ya que el PSOE y Ciudadanos tienen más representación en la Cámara autonómica», señalaba Santamaría.

Y, al respecto, aprovechaban el encuentro con Mercedes Martín para pedir también el apoyo de la Delegación de Gobierno y de todas las instituciones que tengan peso político en la Autonomía «para que se resucite la ley». En este sentido, echaba en cara al Partido Popular que «bloquear» la normativa en el Parlamento autonómico hasta que no se diera luz verde a la Ley en el ámbito nacional, algo que tampoco se produjo después.

Compromiso firme en la defensa de la diversidad

Mercedes Martín recogía el guante y se comprometía a trasladar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado la necesidad de formar tanto a Policía Nacional como a Guardia Civil en el seguimiento de protocolos en sensibilidad y empatizar en el momento de las denuncias. También mostraba a los miembros de las asociaciones LGTBi su apoyo firme en defensa de la diversidad, igualdad y dignidad de las personas, «vivan como vivan y tengan la orientación que tengan», decía. Y se comprometía a luchar contra aquellos que «pretendan retrotraernos a discursos pasados». «No toleraremos volver hacia atrás en derechos», advertía.