La Diputación de Salamanca recupera para ocio y turismo la vía férrea de La Fregeneda

Javier Iglesias anuncia para otoño una ruta de 17 kilómetros, que recorrerá los 10 puentes y 20 túneles de la línea

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, la vicepresidenta, Chavela de la Torre y el diputado de Turismo, Javier Hidalgo visita las obras / David Arranz/Ical
El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, la vicepresidenta, Chavela de la Torre y el diputado de Turismo, Javier Hidalgo visita las obras / David Arranz/Ical

Los amantes de la naturaleza y las rutas turísticas están de enhorabuena. Cada vez está más cerca la reapertura de la línea férrea que une la localidad salmantina de La Fregeneda con la portuguesa de Barca D'Alva, una de las obras civiles «más importantes de Europa», de entre las construidas en el siglo XIX. Y todo, gracias al esfuerzo inversor de la Diputación de Salamanca, que preside Javier Iglesias, que va a permitir que en otoño se puedan recorrer los 17 kilómetros, 10 puentes y 20 túneles que componen el recorrido.

El proyecto permitirá a los visitantes caminar sobre las traviesas y raíles de una vía férrea centenaria, mientras disfruta de uno de los parajes más hermosos de la España autonómica.

Javier Iglesias, durante la primera visita oficial de instituciones y medios a las obras de rehabilitación de la vía, señaló que su ejecución se encuentra «al 80 por ciento», dentro de la apuesta de la institución provincial salmantina por «el desarrollo de Las Arribes».

Se trata así de poner en marcha un «gran proyecto», uno de los mayores de entre los emprendidos por la institución provincial salmantina, para «desarrollar el turismo y las oportunidades» en los pueblos de la zona a través del denominado, por Iglesias «mayor cañón de Europa», con increíbles saltos de entre 40 y 50 metros al paso de los puentes o con hasta un total de 20 túneles que acumulan 4,3 kilómetros de longitud, y que permitían el paso del ferrocarril en esta zona montañosa del oeste de la provincia de Salamanca, en su unión con Portugal.

Como muestra de este incalculable valor arquitectónico y de ingeniería, que recorre en paralelo al río Águeda hasta su unión como afluente del río Duero, se encuentra el puente del Arroyo del Lugar, el más largo con 220 metros de longitud. Sus dos pilares de hormigón sostienen una sujeción mezcla de acero y hierro dulce sobre la que se asientan los raíles y traviesas, ahora apuntalados con plataformas de madera y barandillas para permitir el paso de senderistas y turistas que deberán vencer al vértigo para disfrutar de las espectaculares vistas.

Javier Iglesias aseguró que «estamos entusiasmados e ilusionados con este proyecto», y afirmó que este tipo de iniciativas demuestran la apuesta de la Diputación por «el territorio» y por ofrecer a sus gentes «nuevas oportunidades», a través del estímulo de la inversión privada desde la pública para conseguir formar «más infraestructuras y crear expectativas de empleo».