La FRMP logra un acuerdo para que nadie sin recursos se quede sin servicios de agua

Los ayuntamientos establecerán convenios con Aquona para facilitar la puesta en marcha de tarifas sociales

El presidente de la FRMP, Alfonso Polanco, y el director de Concesiones de Aquona, Jesús García del Valle

Que ningún castellano y leonés se quede sin suministro de agua por falta de recursos. Éste es el objetivo del acuerdo suscrito entre el presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP), Alfonso Polanco, y el director de Concesiones de Aquona, Jesús García.

Es innegable que existen situaciones de impago y, que las mismas, son un indicio relevante para considerar que una persona o núcleo familiar se encuentra en una situación económica desfavorable. En estos casos, tanto las empresas de gestión de agua como los ayuntamientos deben ser una pieza esencial para detectar nuevos casos y para evitar la cronificación de los ya existentes.

Con el acuerdo firmado en el día de ayer, la FRMP se compromete a que no se corte el suministro de este bien básico a ningún ciudadano. Para ello, según explicaron Polanco y García, basta con que la persona que no pueda abonar el recibo se dirija, bien a la empresa concesionaria, o a los servicios sociales de su ayuntamiento. En plena coordinación, se fijará el modo de ayuda, ya sea fraccionando el recibo u omitiendo su pago. No obstante, será cada consistorio el que tenga que adaptar sus ordenanzas fiscales a este acuerdo, que puede incluir tarifas sociales, para, por ejemplo, familias numerosas, pensionistas o vulnerables. «Se trata de dar un paso más en la solidaridad con los que peor lo están pasando y en mejorar su calidad de vida», manifestó Polanco.

Asimismo, García recordó que son pocas las personas que se encuentran en esta situación, dado que el recibo del agua en Castilla y León es el más barato de España, donde además, el consumo ha bajado un 10 por ciento en los últimos cinco años. Por último, cabe destacar que la FRMP, junto a la Junta, ya suscribió un convenio con Iberdrola, el cual, evitó el corte de luz a más 190 familias y 665 personas en 2015. Recientemente se amplió a gas, con el objetivo de acabar con esa lacra que es la pobreza energética y que tanto se incrementó con la crisis económica y financiera.