La Junta alerta del aumento de riesgo y propagación de incendios forestales

Recomiendan, desde hoy y hasta el 20 de julio, extremar las medidas de precaución ante el peligro de temperaturas muy elevadas y rachas de vientos fuertes

La Razón
La RazónLa Razón

Recomiendan, desde hoy y hasta el 20 de julio, extremar las medidas de precaución ante el peligro de temperaturas muy elevadas y rachas de vientos fuertes

Ante el aumento de las temperaturas y elevadas rachas de viento, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, que dirige Juan Carlos Suárez-Quiñones, alerta ante el incremento de riesgo y propagación de incendios forestales, hasta el 20 de julio, en Castilla y León.

Por este motivo, la Junta recomienda a la población que extreme las medidas de precaución, habituales en verano.

Desde la Administración se pone especial atención a las tareas de recogida de cosecha, ya que se prohibe cosechar en la franja de 400 metros alrededor de los montes cuando la temperatura supera los 30 grados y la velocidad del viento sea de 30 kilómetros por hora, junto al uso de maquinaria autorizada que genere fuego y la prohibición de realizar barbacoas. Además se solicita colaboración en las actividades al aire libre, avisando con una llamada al 112 de la existencia de posibles incendios.

Las temperaturas que se esperan para estos días serán elevadas y superiores a las habituales del mes de julio, causadas por una masa de aire sahariano en altura que va a afectar estos días. La subida de temperaturas se asocia una baja humedad relativa, y un incremento paulatino de la intensidad del viento de componente suroeste.

Las rachas ventosas serán especialmente durante el próximo martes, 19 de julio, con velocidades de 15 a 25 kilómetros por hora. Todo ello, provoca una elevada inestabilidad atmosférica con posibles fenómenos convectivos, lo que dificulta considerablemente el control de los incendios forestales que se puedan producir. Las condiciones meteorológicas descritas incrementan la probabilidad de ignición de los combustibles vegetales, fundamentalmente los herbáceos, muy abundantes este año, y ya agostados en su totalidad, lo que unido a su bajo contenido en humedad y la baja humedad relativa eleve la velocidad de propagación en caso de iniciarse un incendio. Y esta situación puede darse tanto por el viento como por los posibles fenómenos convectivos asociados a la inestabilidad atmosférica prevista, disparando el riesgo de incendios forestales.

El riesgo de fuego afectará a toda la Comunidad comenzará el domingo, 17 de julio, y se agravará el martes, 19 de julio, por efecto del viento, mientras se espera que las condiciones se suavicen a partir del jueves, 21 de julio. Por ello, la Junta solicita a la población que extreme las medidas de precaución, como habitualmente hace en verano, durante estos días en sus actuaciones en el medio rural..

Además de no poder cosechar en el monte y en una franja de 400 metros de terreno rústico alrededor con altas temperaturas y viento fuerte, se prohibe el uso de barbacoas, ahumadores en la actividad apícola y maquinaria autorizada cuyo funcionamiento genere fuego como sopletes, soldadores y radiales.

También utensilios de trabajo que puedan ocasionalmente generar deflagración, chispas o descargas eléctricas como desbrozadoras, maquinaria con cadenas, desde las 13.00 horas a las 22.00 horas y también se suspenden las autorizaciones en zonas de riesgo de incendios de lanzamiento de cohetes y artefactos que contengan fuego.