Castilla y León

La Junta destina casi cinco millones a apoyo humanitario y a educación para el desarrollo

De Santiago-Juárez destaca que se han concedido 33 ayudas a proyectos en doce países empobrecidos

La Junta de Castilla y León destinó este años 4,73 millones a tres pilares de la cooperación al desarrollo: ayuda económica no reembolsable, humanitaria y de emergencia y educación para el desarrollo y la ciudadanía global. El consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, presidió la reunión del Consejo de Cooperación al Desarrollo, en la que presentó la memoria de actividades de 2018, que se encuentra con una ejecución cercana al 90 por ciento, sin haberse cerrado todavía el ejercicio presupuestario.

Publicidad

En el encuentro participaron representantes de la Administración y de los agentes sociales implicados en este foro permanente de diálogo para impulsar la Ayuda Oficial al Desarrollo procedente de Castilla y León y fortalecer las políticas de cooperación para el desarrollo en la Comunidad.

Su objetivo es luchar contra la pobreza y sus causas, contribuir al desarrollo humano sostenible, fomentar el espíritu de la solidaridad entre la ciudadanía castellana y leonesa y fortalecer a los actores que participan en este sector.

En 2018 se han concedido 33 ayudas a proyectos de inversión en doce países empobrecidos, con un aporte de 3,7 millones de euros, promoviendo especialmente el derecho a la alimentación, así como el derecho al agua y saneamiento.

Con menor peso, pero con una contribución destacable, se ha colaborado con la consecución del derecho a la educación y a la salud y con el derecho a medios de vida dignos.

Publicidad

En lo referido al ámbito geográfico de las intervenciones de cooperación económica no reembolsable, avanza el peso creciente de África Subsahariana que alcanza el 51,35 por ciento de la ayuda oficial para el desarrollo (AOD) distribuible en su conjunto. Así mismo, América del Sur ha sido objeto del 31,59 por ciento, América Central y Caribe, del 16,2, y Asia ha recibido el 0,86 por ciento.

En cuanto a los países a los que se ha dirigido la ayuda, Senegal concentra el mayor porcentaje de intervenciones, que contribuyen a la consecución del derecho a la alimentación buscando el aumento de la disponibilidad y la calidad de los alimentos y la reducción de la malnutrición. Le siguen en número de intervenciones Tanzania y Bolivia.

Publicidad