Actualidad

La Junta mejora la atención de las personas dependientes de Miranda

Además, la consejera Alicia García refuerza su compromiso con la conciliación, al visitar las obras de la Escuela Infantil del municipio

La Junta mejora la atención de las personas dependientes del municipio burgalés de Miranda de Ebro y refuerza su compromiso con la conciliación de la vida laboral y familiar. Para ello ha invertido más de 1,8 millones de euros en dos de sus centros propios en la localidad, que también crearán empleo. Se trata de la residencia mixta «Francisco Hurtado y María Mardones» y la escuela infantil «Nuestra Señora de Altamira».

Publicidad

Así lo aseguró en la capital mirandesa la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, durante la visita que realizó a ambas instalaciones donde destacó el compromiso de la Junta para que las personas que viven en el medio rural dispongan de servicios sociales que mejoren su atención y su calidad de vida.

En concreto, el Ejecutivo autonómico destinó más de 1, 6 millones en actuaciones de la residencia para mayores para poder implantar nuevas unidades de convivencia, crear nuevas plazas, reformar el centro de día, mejorar las instalaciones e incrementar la plantilla de profesionales de atención.

Así, García aseguró que los trabajos de mejora en la misma la convertirán en un referente de la atención integral, de calidad y personalizada a las personas mayores. Además, avanzó que se va a seguir interviniendo para implantar más unidades de convivencia que permitirán crear 32 nuevas plazas.

La consejera señaló que estas actuaciones de la Junta cumplen, por un lado, con su compromiso con las personas mayores dependientes de tener más puestos disponibles y tener un modelo de atención lo más personalizado posible y, por otro, cumple también con el compromiso de incrementar las plazas residenciales a través de la reconversión de aquellas de personas válidas en las instalaciones públicas.

Publicidad

En cuanto a la escuela infantil, se han ejecutado ya obras por valor de 200.000 euros para mejorar tanto las instalaciones como el equipamiento. Se trata de un centro con 74 plazas para niñas y niños de cero a tres años, todas ellas ocupadas, y en a que trabajan 14 personas.

Éstas, sumadas al resto disponibles en esta localidad hacen que Miranda cuente con 485 plazas en nueve centros infantiles, lo que supone una cobertura del 43 por ciento y estar diez puntos por encima de lo recomendado por la Unión Europea, que es un 33 por ciento.

Publicidad

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, se refirió asimismo a que una de las prioridades de la Junta es seguir avanzando en la ampliación de la red de centros infantiles de titularidad pública, especialmente en el medio rural, compromiso que se concreta en disponer de más de 34.500 plazas en la Comunidad y una cobertura del 68 por ciento.

También apostó por la red de escuelas infantiles públicas que conforman en la actualidad 29 centros con cerca de 2.270 plazas y en las que se ha reducido recientemente el precio y se han establecido nuevas exenciones de pago, con servicios de apoyo para conciliar.