La localidad leonesa de Fabero contará con 22 nuevas viviendas sociales en julio

Suárez-Quiñones anuncia que estas casas tendrán una rebaja notable sobre su precio inicial

El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, entrega un vehículo de Protección Civil en Fabero
El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, entrega un vehículo de Protección Civil en Fabero

Suárez-Quiñones anuncia que estas casas tendrán una rebaja notable sobre su precio inicial

Las obras del edificio donde se están construyendo 22 viviendas sociales en Fabero (León) estarán acabadas en julio. Así lo afirmó el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quien recordó que «los trabajos de edificación sufrieron las consecuencias de los problemas derivados de la crisis», ya que la empresa constructora entró en situación concursal y abandonó la obra y tendrán una rebaja del 22 por ciento sobre su precio inicial.

«Hemos reactivado la obra y tenemos previsto que terminará el mes que viene», avanzó el consejero, que avanzó que «aquellas que no se vendan, ingresarán en el parque público de alquiler social con opción de compra», lo que representa «la forma más flexible que puede haber». De esta manera, el dinero que los inquilinos paguen en concepto de alquiler se descontará del precio final de compra en caso de que se decida adquirir la vivienda. «Esperemos que esto sirva para que 22 familias se establezcan en Fabero», comentó Suárez-Quiñones, que recordó que el problema de la despoblación afecta especialmente a zonas como las cuencas mineras.

Tras visitar las obras, el consejero de Fomento hizo entrega de un vehículo equipado con una bomba de alta presión con destino a la agrupación de voluntarios de Protección Civil del municipio, formada por 10 personas. El vehículo, con un coste superior a los 32.000 euros, cumple el objetivo de dar «una respuesta inmediata en caso de incendio hasta que no llegue un soporte mayor desde Ponferrada o desde la futura estructura de extinción de incendios de la provincia», explicó Suárez-Quiñones.

El titular de Fomento adelantó que el vehículo se equipará también con una cuña quitanieves, de manera que esté preparado para actuaciones en invierno, no sólo en Fabero sino también en municipios vecinos como Candín, Peranzanes o Vega de Espinareda. El consejero recordó que el departamento que dirige ha destinado más de 9.000 euros desde 2014 para financiar el equipamiento de esta agrupación de voluntarios y destacó la «labor altruista» de los más de 2.200 voluntarios repartidos en las 79 agrupaciones de la Comunidad.