Política

La mayoría de la oposición reclama el cierre definitivo de Garoña

Todos los grupos parlamentarios, salvo PP, UPyD y CiU, así como los diputados de UPN y Foro Asturias, presentaron hoy en el Congreso una declaración en la que se comprometen al cierre definitivo de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos). En el escrito, los firmantes aseguran que “ha llegado el momento de ser desmantelada” esta central que tiene más de 40 años porque “presenta graves déficits de seguridad y es gemela al reactor número

1 de la central japonesa de Fukushima, tristemente famosa por protagonizar un grave accidente nuclear” en 2010. Además, se comprometen a no reabrir esta central, cerrada desde hace dos añosm, “tan pronto las circunstancias legislativas lo permitan” porque aseguran que “nunca debe volver ponerse en marcha” y reclaman “un nuevo modelo energético que deje atrás la energía nuclear, tras un período de transición hacia ese nuevo modelo energético”.

Este compromiso fue suscrito por el Grupo Parlamentario Socialista, el Grupo Parlamentario Vasco (EAJ-PNV), La izquierda Plural, ERC, Compromis, Equo, Coalición Canaria, Amaiur, BNG y Geroa Bai.

Para los firmantes, la decisión en diciembre de 2012 de Nuclenor, sociedad participada al 50% por Iberdrola y Endesa, de paralizar la actividad de la central, ha demostrado “desde el punto de vista energético”, que es “innecesaria” porque “durante su cierre no ha habido ningún problema de abastecimiento energético”.

En la presentación de este escrito en la Cámara Baja, el diputado burgalés del PSOE Luis Tudanca explicó que la declaración firmada hoy “supone un buen paso que tiene como objetivo el compromiso de no permitir la reapertura de la central de Garoña cuando las circunstancias lo permitan, y alcanzar un compromiso de consenso en esta materia para ir hacia un modelo de transición energética; modelo en el que vayamos prescindiendo paulatinamente de las centrales nucleares y en todo caso y principalmente, la central de Santa María de Garoña”.

Aseguran que el PP pretende prorrogar hasta los 60 años, rompiendo además, un consenso acerca de las prórrogas de las centrales nucleares por 10 años, ya que pretenden hacerlo por 17”, añadió.