La segunda prueba de tuberculosis bovina sólo se hará en el ganado con enfermedad

La consejera Silvia Clemente inaugura la jornada, junto a Jesús María Gómez
La consejera Silvia Clemente inaugura la jornada, junto a Jesús María Gómez

La Europa de la Unión (UE) ha dado el visto bueno a Castilla y León para que, a partir del próximo año, la segunda prueba de tuberculosis bovina sólo sea obligatoria para las explotaciones de nuestra Comunidad que tengan animales con enfermedad. Así lo destacó la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, antes de inaugurar, en Valladolid, la jornada «Programas Nacionales de Erradicación de Enfermedades (tuberculosis y brucelosis) en Ganado Bovino».

En este sentido, indicó que la medida «permitirá seguir mejorando la competitividad de las explotaciones de la Región», ya que antes cualquier incidencia sanitaria implicaba restricciones al movimiento de los animales.

Por este motivo, Silvia Clemente se mostró muy satisfecha con una iniciativa que la habían solicitado los propios ganaderos, y que se debe a los avances de nuestra Comunidad para controlar y erradicar estas enfermedades.

La responsable regional de la cartera de Agricultura y Ganadería indicó que en cinco provincias de la Región -Burgos, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora- no se encontraron animales afectados en 2012, mientras que en las cuatro restantes los positivos representaron sólo el 0,18 por ciento, por lo que más del 99 por ciento de las explotaciones están «sanas».

Asimismo, explicó que este incremento de salud animal son «claves» para la comercialización y rentabilidad de las actividad ganadera, ya que los movimientos de animales tienen restricciones en las explotaciones afectadas por alguna de las enfermedades. También, subrayó que la exportaciones de animales vivos ha crecido un 900 por 100 en los últimos seis años. Además, Silvia Clemente señaló como ejemplo, que las exportaciones al Líbano en 2013 ya han superado todo lo vendido el pasado ejercicio, lo que supone a su juicio un aumento «exponencial», ligado a la sanidad de la cabaña ganadera.

A estos buenos resultados hay que sumar la declaración de Castilla y León, en el mes de marzo, de zona indemne de brucelosis vobina por la Comisión Europea. La consejera reiteró que «esta buena noticia», que se une con la reducción de pruebas, tiene una gran repercusión en nuestra Comunidad, que cuenta con 1,2 millones de cabezas de ganado, la cuarta parte de las existen en toda España.

Silvia Clemente recordó que el presupuesto para políticas de sanidad animal se mantiene a pesar del escenario de ajustes. Este año se han destinado 9,3 millones para llevar a cabo la campaña de saneamiento ganadero y en 2014 se dedicarán a esta materia la misma cantidad. En 2009, el coste de estas campañas era de 15,9 millones, por lo que se ha conseguido una reducción de 6,5 millones, lo que supone un 41,3 por ciento.