Actualidad

La UME, «cara amable» de las Fuerzas Armadas

El Batallón de Intervención ante Emergencias celebra en León catorce años de servicio a la sociedad y honra a su patrona, Nuestra Señora del Rosario, con un emotivo acto castrense en El Ferral del Bernesga

Creada por el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero hace catorce años, la Unidad Militar de Emergencias (UME) es, sin duda, la cara más amable de las Fuerzas Armadas y su labor ante catástrofes, como los incendios de Canarias de este verano o más recientemente la gota fría que ha sacudido al Levante español, les ha granjeado no solo el respeto que ya tenían sino también y sobre todo el cariño y el aplauso de los españoles.

Publicidad

Este lunes, coincidiendo con la festividad de Nuestra Señora del Rosario, patrona de la UME, el Batallón de Intervención ante Emergencias (BIEM V) de la UME, con base en El Ferral del Bernesga, en León, celebraba estos catorce años de servicio ininterrumpido a la sociedad, con un emotivo acto castrense, en el que también se entregaban condecoraciones a la constancia y servicio, al mérito militar y la Cruz de San Hermenegildos.

Una parada militar mientras sonaba el himno de la UME y el posterior homenaje a los que dieron su vida por España completaban los actos en la base Conde de Gazola, presididos por el general de brigada y jefe de la IV Subinspección del Ejército, José Rivas Moriana, y por la delegada del Gobierno del Reino de España en Castilla y León, Mercedes Martín, quien destacaba la «solvencia, ejemplaridad, voluntad de servicio y altísima eficacia» de la UME y recordaba la treintena de veces que ha tenido que actuar de este verano en Castilla y León para sofocar incendios forestales.

También participaban el jefe del Quinto Batallón de la UME, José Alberto Barja Navarro, y la La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, quien prendía en su guión la corbata de la Orden del Mérito Civil por unas actuaciones -526 desde sus inicios- entre las que destacan la mayor inundación de la historia del Principado tras desbordarse el Nalón y el Sella en junio de 2010; los incendios que arrasaron 12.825 hectáreas de 42 municipios asturianos en octubre de 2017, y las nevadas caídas en el Principado a finales de octubre de 2018.

Eduardo Echevarría, delegado del Gobierno en Cantabria, también estaba presente y se encargaba de distinguir como «Soldado UME de Honor» al teniente general Virgilio Sañudo Alonso de Celis, por sus seis años como director general de Protección Civil.

Publicidad