Las Cortes reclaman a Europa respuestas a la crisis de precios de la remolacha

Apoyo unánime a una iniciativa socialista que pretende impulsar este cultivo y que ayude a fijar población

Herrera conversa animadamente con la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, y el vicepresidente José Antonio de Santiago-Juárez, ayer en los pasillos de las Cortes
Herrera conversa animadamente con la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, y el vicepresidente José Antonio de Santiago-Juárez, ayer en los pasillos de las Cortes

Las Cortes de Castilla y León cierran filas en defensa del sector azucarero de la Comunidad. Un cultivo, el de la remolacha, que llevaba varios años de cierta estabilidad después de la reforma europea del azúcar que, entre otras cosas, obligó a cerrar algunas fábricas como la de Peñafiel, de la empresa Ebro, en la provincia de Valladolid, pero que tras el final de las cuotas y la crisis de precios existente a nivel mundial está viendo como muchos agricultores de la Región están abandonan este cultivo yo pensando en hacerlo porque ya no les resulta rentable.

Por este motivo, el procurador del PSOE, Óscar Reguera, defendía ayer una proposición no de ley en el Parlamento autonómico que recibía el respaldo unánime de todos los grupos con representación en el hemiciclo. Una propuesta con la que las Cortes miran a Europa, concretamente a la Comisión Europea, para que dé soluciones y estabilice el mercado. La iniciativa reclama la puesta en marcha urgente de medidas encaminadas a revertir la caída de los precios del azúcar y respuestas a la sobreproducción mundial de este producto, especialmente procedente de países como Brasil, que ha provocado un incremento de la oferta debido a la bajada de precios y ha dejado el coste medio en la UE en los 350 euros por tonelada. La propuesta socialista demanda también a la Junta que, desde el diálogo, promueve una estrategia conjunta con la Industria y los remolacheros, en aras de la estabilidad.

Reconocimiento a la caza

Por otro lado, y en una sesión plenaria con muchas iniciativas de los grupos de la oposición rechazadas por el PP, las Cortes daban al menos luz verde a otra iniciativa, esta vez impulsada por los populares, de apoyo a la caza y reconocimiento al valor estratégico de la actividad cinegética.

Una proposición no de ley que salía adelante con el apoyo de todos los grupos a excepción de Izquierda Unida-Equo, cuyo procurador José Sarrión votaba en contra, a la que se sumaba una mención en defensa de la pesca a propuesta de Ciudadanos, entre críticas a los populares de «oportunismo» y «brindis electoral», en clara referencia a la importancia que el lobby de la caza ha tenido en el resultado de las recientes elecciones andaluzas. El popular Sanz Vitorio defendía la propuesta recordando el valor de la caza en la economía y el empleo así como a la hora de fijar población y conservar la naturaleza.

También llamaba el procurador popular «progres de bolsillo» a los socialistas de Castilla y León por no desmarcarse de las palabras del ministro, José Luis Ábalos, que llamó «casposos» a los cazadores, o de la ministra Teresa Ribera, que directamente dijo que apoyaba la eliminación de la caza en España.