Las industrias agroalimentarias se beneficiarán de nuevos préstamos

Silvia Clemente y Rosa Valdeón junto con otros participantes de la jornada celebrada en Zamora
Silvia Clemente y Rosa Valdeón junto con otros participantes de la jornada celebrada en Zamora

La Consejería de Agricultura y Ganadería destinará 75 millones de euros para préstamos a las industrias agroalimentarias en la que se primará la creación de empleo joven, la ubicación en poblaciones inferiores a los 10.000 habitantes, y que existan contratos homologados de la empresa con agricultores y ganaderos de la marca «Tierra de Sabor».

La consejera del ramo, Silvia Clemente, calificaba de «muy novedosa y más fuerte» la nueva línea de financiación convocada a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León. «Se trata de un apoyo financiero al sector de la Comunidad, que viene a respaldar la creación de empleo y que dará una mejor respuesta a las necesidades que tienen en este momento en Castilla y León las empresas agroalimentarias», dijo. «Hemos estado trabajando en los últimos meses a través de la Consejería de Hacienda con el Banco Europeo de Inversiones y, por primera vez, ponemos a disposición del sector una línea de financiación muy interesante», añadió.

La línea, que ofrecerá 50 millones de euros en una primera convocatoria para ampliar el montante «a medida que se vaya utilizando», presenta un «buen plazo» de catorce años para hacer efectiva la devolución y, «además, a un buen precio, con un interés aplicado del 2,3 por ciento».

Clemente realizaba estas declaraciones en la capital zamorana, tras intervenir en el Consejo Consultivo de Castilla y León durante la clausura de la jornada «Márketing on line en el futuro del sector agroalimentario», organizada por el diario La Opinión-El Correo de Zamora. «Esta nueva línea abunda en las que hemos puesto en marcha con la crisis económica para apoyar a las industrias a tener liquidez», rubricaba la consejera.

Además, Silvia Clemente recordaba que durante el ejercicio de 2012, la Junta ha generado varias líneas de financiación para «dar acceso» a préstamos a firmas de Castilla y León. «Eso ha permitido que cerca de 100 empresas hayan obtenido este tipo de financiación», aclaró.

Las condiciones para la concesión de los créditos tendrán las mismas características tanto para los préstamos al capital circulante como los destinados a inversiones. En este sentido, no superarán el importe de 12,5 milllones de euros y nunca será inferior a 50.000. Contará con un periodo de vigencia de doce años y una carencia de cuatro. Las empresas que deseen adherirse a esta fórmula dispondrán de un tipo de interés fijo o variable equivalente al coste de financiación referenciado al Euribor más un diferencial de 100 puntos básicos.