Actualidad

Lechuzas, cernícalos y comadrejas para controlar la población de topillos

Más de 2.500 cajas nido y muros tipo bancal dan refugio a estos rapaces y mantienen a raya al roedor

No se ha llegado a los niveles de 2007, cuando los topillos campesinos hicieron trizas miles de cosechas en toda la Comunidad. La plaga de este año se está concentrando en las provincias de Burgos, León, Palencia, Valladolid y Zamora y está siendo mucho menos beligerante por la eficacia de las medidas que se están llevando a cabo para combatir a este roedor.

Publicidad

Desde la limpieza de cunetas en carreteras hasta el levantamiento o arado de tierras para acabar con los reservorios y las huras pasando por la utilización de aves rapaces como las lechuzas y los cernícalos principalmente, e incluso mamíferos como las comadrejas, capaces de mantener a raya la población de topillos durante la época de cría, ya que en el caso de las aves se calcula que en tres meses son capaces de cazar entre 700 y 900 topillos para cebar a sus pollos.

Estos animales sirven de prevención contra la sobrepoblación del roedor porque se desplazan a una zona donde habrá plaga con dos o tres meses de antelación y se convierten en uno de los mejores indicadores para detectar el problema. Tras la negativa del Gobierno regional a la quema de cunetas y a la utilización de venenos, el empleo de aves se ha convertido en una opción factible para el control biológico del roedor.

Y es que además de la presión y control biológico que se ejerce sobre el roedor, con la introducción de esta avifauna se está favoreciendo también la biodiversidad en el medio rural.

De la mano del Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (Grefa) .2.500 nidos en la región, con una media de cien cajas por cada mil hectáreas.

Publicidad

También han construido un muro tipo bancal para dar refugio a reptiles como culebras, lagartos o lagartijas y también a pequeños mamíferos como la comadreja, un excepcional animal para el control de roedores y de topillos. En esta linea, en otro lugares se ha asociado la acción de este mamífero con el rastreo aéreo, a partir de la cría de comadrejas para su liberación en zonas afectadas por la plaga, ya que ambos actúan como grandes predadores, informa Ical. Palencia, según Grefa, es la provincia de la Región donde la plaga está permanente, ya que en otras zonas de la comunidad, los picos de densidad son más espaciados en el tiempo.

Y recuerdan que en tierras palentinas siempre hay una explosión demográfica cada dos años.

Publicidad

Por ello, esta zona es una donde la instalación de cajas nidos de aves para el control biológico está siendo fundamental en la lucha contra la plaga del roedor en toda la Comunidad.

Charcas para librar de insectos los viñedos

Hay otro tipo de iniciativas que se usan cada vez más en el campo para prevenir plagas de roedores o insectos, como la instalación de charcas junto a viñedos para atraer fauna a la zona y albergar una comunidad de anfibios, además de las asistencia de otros animales al punto de agua. De esta forma, se aporta biodiversidad a la zona y animales como los sapos contribuyen de una manera eficaz a tener los viñedos libres de determinados insectos e invertebrados que les afectan.

Publicidad