Los riosecanos se implican para llevar a escena un auto sacramental contemporáneo

Gran acogida en el primer pase de “Mateo 16-18. La madre del pescador”

Doscientos vecinos de la comarca riosecana participan en la representación de «Mateo 16-18»
Doscientos vecinos de la comarca riosecana participan en la representación de «Mateo 16-18»

Más de doscientas personas que viven en la localidad vallisoletana de Medina de Rioseco y alrededores, la mayoría voluntarios y pertenecientes a alguna asociación del municipio, llevan a escena «Mateo 16-18: La madre del pescado», un auto sacramental contemporáneo, que incluye música en directo, teatro, danza e incluso audivisuales.

En el espectáculo estarán presentes la Banda Municipal de Música, la agrupación musical del Nazareno de Santiago y la Santa Verónica, la Coral Riosecana Almirante Enríquez, Asociación de Mujeres Riosecanas, el Club Deportivo Almirantes, Club de Caballistas Hermanos Peralta, el artista riosecano Manuel Ezía.

La iglesia-museo de San Francisco de la ciudad de los Almirantes es el escenario en el que, desde ayer y hasta mañana, se representa esta obra, dirigida por el dramaturgo Fran Núñez, que simboliza uno de los pasajes de la biblia según San Mateo.

La protagonista es la actriz Nuria Montero Gullón en el papel de María, personaje central de una obra que parte con el recuerdo de la orden que dictó Herodes de matar a todos los niños de Belén, lo que dio origen en la liturgia cristiana a la fiesta de los Santos Inocentes (28 de diciembre).

Un auto sacramental en el que María, según destacaba ayer el director, «cuenta sus vivencias como ser humano, los problemas que la afectaban como mujer hace 2.000 años y que son muy parecidos a los de hoy en día».

La obra, además, reabre también el debate de la pena de muerte y las contradicciones que genera. Algo que, según el alcalde riosecano, David Esteban, pone a Medina de Rioseco «en el foco mediático a través de un ambicioso proyecto cultural».