Más de 3.000 personas piden en Zamora el endurecimiento de la Ley del Menor

Los manifestantes recorren el centro de la ciudad en memoria de la joven Leticia Rosino, recientemente asesinada

«Justicia por Ley y por todas», «Exigimos vivir sin miedo» o «Lety, tu sonrisa es nuestra fuerza», eran algunos de los lemas que podían leerse en las pancartas que portaban los manifestantes
«Justicia por Ley y por todas», «Exigimos vivir sin miedo» o «Lety, tu sonrisa es nuestra fuerza», eran algunos de los lemas que podían leerse en las pancartas que portaban los manifestantes

Más de tres mil personas se concentraron ayer en la Plaza de la Marina, en Zamora, para reclamar el endurecimiento de la Ley del Menor. Convocados por la plataforma 18-M, los manifestantes recorrieron el centro de la ciudad hasta la Plaza de la Constitución de la capital zamorana, en memoria de Leticia Rosino, la joven de Tábara recientemente asesinada en Castrogonzalo presuntamente por un menor de 16 años vecino de esta localidad.

Los asistentes portaron numerosas pancartas durante la manifestación de recuerdo a la joven y de apoyo a su familia, con las que también quisieron dejar constancia de su total rechazo a la actual Ley del Menor. «Queremos Justicia», «Seguiremos luchando por Lety», «Políticos corruptos, sociedad sin valores», «Justicia para Lety, Justicia para todas» o «Lety, tu sonrisa es nuestra fuerza», que encabezaba la concentración, eran algunos de los lemas que podían leerse en las pancartas y camisetas que llevaban puestas muchas personas, con las que arroparon a los padres y familiares de Leticia Rosino. «No es un menor, es un asesino, porque no hay edad para quitarle la vida a una persona», decía la madre de la víctima, asesinada cuando salió a dar un paseo por las afueras del pueblo, quien aseguraba que lo único que piden es «que se haga simplemente Justicia y que el autor pague por lo que ha hecho, que le encierren y que no salga».

Al hilo de estos, el tío de Leticia, Santiago Andrés, exigía el endurecimiento de la actual Ley del Menor porque, en su opinión, «estas personas que cometen un crimen de este tipo no se reconducen». «Daremos guerra hasta que se dignen a escucharnos y hagan una Ley coherente», insistía el tío de Leticia.

El presidente de la Plataforma 18-M, Rafael León, mostraba su apoyo a la familia ante los momentos tan duros que está viviendo, y lamentaba que no hubiera acudido mucha más gente a la protesta. De la misma forma, León defendía la modificación de la Ley del Menor «porque si este chico puede cometer un crimen así, tiene que ser culpable para pagarlo como si fuera mayor de edad». Y aseguraba que van a pedir que cuando termine su ingreso en un centro de menores vaya a prisión como un mayor.

Uno de los momentos más emotivos llegaba tras el minuto de silencio, con las palabras que David Alonso, el novio de Leticia Rosino, dirigía a todos los asistentes para agradecerles todo lo que han hecho por Leticia, tanto en los días de búsqueda tras su desaparición como por los mensajes de apoyo que ha recibido desde las redes sociales y por estar ayer con ellos en la manifestación apoyándoles para que se pueda modificar la norma.

«Ella fue mi vida, mi todo, y me la han arrancado», decía, emocionado, David, quien también pedía Justicia y que se endurezca la Ley del Menor «porque no puede ser que un menor salga en cuatro días después de lo que ha hecho y tenerlo ahí». Tanto desde la Plataforma como la familia aseguraban que pelearán hasta el final por que cambie la Ley.

Apoyo de la madre de Sandra Palo

María del Mar Bermúdez, la madre de Sandra Palo, la joven que fuera violada y asesinada hace 15 años en Leganés por cuatro personas, tres de ellos menores, estuvo presente en la manifestación apoyando la causa. «Por qué solo uno de los cuatro asesinos de mi hija cumple prisión si todos hicieron lo mismo», se preguntó Mar Bermúdez, para quien reclamaba que los menores estén en un centro para ellos hasta los 18 «pero luego que vayan a la cárcel».