Más de 50 empresas de España y Portugal se unen para dinamizar el eje del río Duero

El objetivo es aprovechar el patrimonio cultural para generar empleo y nuevas oportunidades de negocio en este espacio que abarca unos 31.000 kilómetros cuadrados, con 2,6 millones de habitantes y 596 municipios

La vicepresidenta Rosa Valdeón y el presidente del clúster hispanoluso, Alejandro Miranda, antes de presentar el plan
La vicepresidenta Rosa Valdeón y el presidente del clúster hispanoluso, Alejandro Miranda, antes de presentar el plan

Más de 50 empresas privadas y entidades públicas de España y Portugal se unen para dinamizar el eje del río Duero. Se trata de un ambicioso proyecto impulsado por el clúster de Eficiencia Energética, Construcción Eficiente y Habitat (Aecie) presentado, en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, por su presidente, Alejandro Miranda, y que contó con el respaldo de la vicepresidenta de Castilla y León, Rosa Valdeón.

El objetivo del proyecto «Duero Duoro, patrimonio para el desarrollo» es aprovechar al máximo el patrimonio cultural para generar empleo, desarrollo sostenible y riqueza en esta espacio, que abarca más de 31.000 kilómetros cuadrados, con 2,6 millones de habitantes y 596 municipios.

Alejandro Miranda añadió que la estrategia también pretende proyectar el territorio hacia el exterior, fortalecer el tejido industrial, incentivar el turismo rural y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Asimismo, reiteró que esta «ambiciosa» iniciativa se articula en torno a once líneas de actuación encaminadas a generar imagen de marca, a buscar nuevos apoyos y líneas de mecenazgo, así como a potenciar proyectos que pongan en valor el patrimonio cultural, enogastronómico, natural y social.

El presidente del clúster hispanoluso también explicó en estos momentos «están en curso actuaciones orientadas a la capacitación de las empresas y profesionales implicados».

Rosa Valdeón, por su parte, señaló que «se trata de un eje estratégico para el que hay proyectos con un marcado componente social y hay que crear un caldo de cultivo de comunicación y colaboración entre el sector privado y el público». La número 2 del Gobierno Herrera también subrayó que «en el plan estratégico es preciso implicar de lleno a todos los actores para que haya un antes y un después».

Además, apostó por «facilitar todo el apoyo posible» para que las empresas puedan preparar proyectos «y, por qué no, optar a las ayudas europeas y contribuir a que se logren».