Méndez Pozo se pone al frente del Consejo de Cámaras de Castilla y León

El empresario burgalés toma posesión como presidente de este nuevo órgano y pide «coordinación» para aprovechar las «oportunidades» de la Región a través de un modelo cameral «eficiente y funcional»

El presidente del Consejo de Cámaras de Castilla y León, Antonio Miguel Méndez Pozo, conversa con Alfonso Fernández Mañueco, Luis Fuentes y José Luis Concepción
El presidente del Consejo de Cámaras de Castilla y León, Antonio Miguel Méndez Pozo, conversa con Alfonso Fernández Mañueco, Luis Fuentes y José Luis Concepción

El empresario burgalés Antonio Miguel Méndez Pozo fue elegido, por aclamación, como presidente del Consejo de Cámaras de Comercio de la Comunidad durante los próximos cuatro años. Un nuevo órgano constituido tras la aprobación, en noviembre del año pasado, de la Ley de instituciones autonómicas.

El también presidente de la Cámara de Burgos, que se sintió muy orgulloso de asumir este nuevo reto, estuvo arropado por los representantes de los poderes de nuestra Comunidad; del ejecutivo, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco; del legislativo, el presidente de las Cortes, Luis Fuentes; y del judicial, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, José Luis Concepción.

Durante su intervención, Méndez Pozo pidió «coordinación» con las administraciones y las empresas para «unir fuerzas» y poder aprovechar las «oportunidades» de la Región a través de un modelo cameral que sea «eficiente y funcional» para crear entidades «ágiles y dinámicas».

Asimismo, se marcó como uno de sus principales objetivos el desarrollo de un reglamento de régimen interior para sacar rendimiento a las «posibilidades» que tiene nuestro territorio, algo que podría ser posible «si hay voluntad y esfuerzo por parte de todos».

Talento femenino

El nuevo presidente del Consejo de Cámaras de Castilla y León se comprometió a poner en marcha una Comisión del Talento Femenino, con «al menos una empresaria por provincia».

Además, apostó por impulsar una Escuela de Oficios del Patrimonio, poner en valor las ventanillas únicas empresariales; aprovechar «al máximo» la oferta de las universidades de la Comunidad; el desarrollo de la Formación Profesional (FP) Dual o aplicar la «pasión» de las entidades «por luchar por el mundo rural» ante la preocupación existente por la España Vaciada.

El encargado de poner el broche final al acto fue Alfonso Fernández Mañueco, quien reclamó una participación activa» de las instituciones camerales «fuertes, cohesionadas y transparentes» para hacer frente de forma conjunta a los nuevos retos económicos que nuestra Comunidad tiene por delante.

El presidente de la Junta hizo hincapié a la necesidad de facilitar la creación de empresas; la apuesta por acciones formativas para reforzar la productividad y competitividad, así como la promoción exterior; o facilitar la implantación de la digitalización de la economía para que las empresas sean más competitivas.