Miles de estudiantes toman las calles para exigir una EBAU justa y única en España

Denuncian que cada Comunidad Autónoma establezca sus propios criterios de evaluación

Manifestación de estudiantes para reclamar una Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) única en todo el territorio nacional
Manifestación de estudiantes para reclamar una Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) única en todo el territorio nacional

Miles de estudiantes castellanos y leoneses tomaron las calles para exigir una Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) «más justa» y única en España.

Según la Policía Nacional, 2.500 jóvenes, acompañados por familiares y amigos, clamaron en contra de lo que consideran una injusticia con carteles donde se podía leer «Por una EBAU justa» o «Igual esfuerzo, mismas oportunidades» y a gritos de «Ni menos,ni más, queremos igualdad» o «se nota, se siente, la EBAU es diferente».

La manifestación partió pasadas las 18,30 de la Plaza Zorrilla de Valladolid, donde se habían citado alumnos de bachillerato de toda la Región, y siguió hasta alcanzar la Plaza de Portugalete, junto a la Catedral, donde los jóvenes convocantes leyeron un manifiesto.

Como transmitieron estos estudiantes en las reuniones celebradas estos días con la mayoría de las formaciones políticas con representación en las Cortes regionales, los alumnos consideran discriminatorio que cada Comunidad Autónoma establezca sus propios criterios, así como el grado de severidad o laxitud a la hora de corregir las pruebas.

Por todo ello, ataviados con sus mochilas y apoyados por sus compañeros de clase, los jóvenes recorrieron las céntricas calles de Valladolid con sus padres y también profesores.

Este es el caso de Narcisa Mateos, madre de una estudiante de 17 años que aspira a estudiar Enfermería pero que es consciente de que «lo tiene muy difícil para que le de la nota de acceso» en la Universidad de su ciudad, Valladolid, lamentó a Efe.

Aunque es el Ministerio de Educación el que establece los estándares máximos que deben guiar esta prueba, 97 para este curso, cada comunidad es libre, por medio de los órganos técnicos compuestos por profesores de universidad y de institutos, de rebajarlos, es decir de «bajar la dificultad de la prueba por medio del recorte de los temas a examinar», explicó Isabel García, alumna en Valladolid del Colegio Nuestra Señora de Lourdes.

Aunque cada autonomía es libre de acogerse a los estándares marcados por el Ministerio o de rebajarlos, algunas como Castilla y León, Madrid o Navarra suelen acogerse al máximo, aunque los estudiantes no reivindicaron que su EBAU sea «más fácil, sino más justa e igual para todos».

El problema surge cuando los alumnos de Castilla y León, avalados por el Informe PISA como de los mejores de toda España, no ven reflejado este nivel en sus calificaciones de la EBAU.