Miles de personas se benefician de la atención sociosanitaria del Benito Menni de Valladolid

Su director, Antonio Rodríguez, asegura a LA RAZÓN que el objetivo de estas modernas instalaciones es «ofrecer una asistencia individualizada y en un ambiente familiar a quienes más lo necesitan»

De izquierda a derecha la jefa de enfermería, Begoña Gutiérrez; el director gerente, Antonio Rodríguez; y la directora médica, Sira Morales
De izquierda a derecha la jefa de enfermería, Begoña Gutiérrez; el director gerente, Antonio Rodríguez; y la directora médica, Sira Morales

Corría el año 1881 cuando se creó la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, con el fin de dar respuesta a la situación de abandono sanitario y exclusión social de las mujeres que sufrían una enfermedad mental. Desde ese momento, más de 7.000 personas se han beneficiado de la atención personalizada que llevan a cabo en el Centro Hospitalario Benito Menni, que se fundó en 1972 en Valladolid.

Tras unos cuarenta años cuidando la salud psíquica de los castellanos y leoneses, se sometió a una «importante reforma» para mejorar sus instalaciones y convertirse en un referente internacional de la Rehabilitación Integral Física y Psíquica de media y larga distancia.

Su director gerente, Antonio Rodríguez, asegura, a LA RAZÓN, en un ambiente de «hospitalidad», que es lo que caracteriza al centro, que «nos dimos cuenta de que tras la atención psíquica, estas personas que atendemos requerían otro tipo de cuidados».

Por ello, junto al Área de Salud Mental, se pusieron en marcha otros servicios como el de Atención a la Dependencia, el de Psicogeríatrica, el de Cuidados Continuados, el de Neurorehabilitación, el de Consultas Externas y el Servicio de Gestión de Residencias de Religiosos Mayores, que están obteniendo unos «exitosos resultados» que permiten atender a más de 600 personas al año.

Y es que, según reitera Antonio Rodríguez el objetivo prioritario es «ofrecer la debida asistencia a aquellas personas que más lo necesitan». Y para ello considera fundamental el buen hacer de los 250 colaboradores con los que cuenta el centro, de los que el 90 por ciento son mujeres y el 3 por ciento personas con capacidades diferentes; así como la calidad de la atención y la luminosidad, accesibilidad y movilidad que ofrecen las modernas instalaciones.

El director gerente del Centro Benito Menni de Valladolid también destaca que se tiene «muy en cuenta a las familias», así como la colaboración de los 50 voluntarios y bienhechores.

Además, recuerda que el trabajo que se desarrolla en Valladolid sirve para el resto de centros que las Hermanas Hospitalarias tienen en el mundo. Antonio Rodríguez destaca los lazos de unión con la India, con las que colaboran en el primer centro de este país asiático que atiende a mujeres con enfermedad mental. Para reforzar estos proyectos y tener un mayor contacto con la sociedad vallisoletana, el centro hospitalario desarrolla a lo largo del año numerosas actividades como una cena solidaria, o un certamen literario de relatos cortos.

Todo ello ha permitido al Benito Menni de Valladolid obtener numerosos reconocimientos como el Premio «Sanitaria» al Mejor Centro Sanitario de Castilla y León en los años 2009 y 2015 o la Certificación Internacional «Oshas» en Seguridad y Salud Laboral, aunque como reconoce Antonio Rodríguez, «el mayor galardón es la satisfacción de las personas que atendemos».