Nuevo respaldo para los autónomos y pequeños empresarios de la Región

Begoña Hernández, José Rolando Álvarez y Miguel Ángel García Nieto
Begoña Hernández, José Rolando Álvarez y Miguel Ángel García Nieto

La Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) Iberaval, participada por la Junta a través de la Consejería de Economía y Empleo, avalará la financiación de las pequeñas y medianas empresas (pymes) con hasta 600.000 euros y amplios plazos de devolución, a un tipo de interés que rondará el cuatro por ciento, en una iniciativa que cuenta con el apoyo de ADE y la Federación Regional de Municipios y Provincias, en representación de las entidades locales.

En total, se pondrá a disposición 20 millones de euros para facilitar circulantes e inversión, aunque si la línea tuviera éxito, el presidente de Iberaval, José Rolando Álvarez, ya anunció que no habría problemas en incrementar las partidas. «Ponemos el foco en la administración local porque es la más cercana al ciudadano y conoce mejor las necesidades», dijo.

Gracias a este convenio, pymes y autónomos tendrán acceso a préstamos bonificados «muy competitivos» en cualquiera de las 16 entidades financieras con las que trabaja la SGR que, según Álvarez, rondarán el cuatro por ciento gracias a la ayuda de la Administración regional y a la aportación de los ayuntamientos que, de forma voluntaria, se adhieran a esta línea y suscriban acuerdos bilaterales para actuar directamente sobre núcleos concretos de población.

Álvarez destacó que este tipo de interés es muy inferior al que logran las pymes en el ámbito privado, que no baja del siete y ocho por ciento. Al respecto, la viceconsejera de Política Económica, Empresa y Empleo, Begoña Hernández, añadió que los tipos de interés pueden ser incluso inferiores cuando la Junta ponga en marcha los microcréditos para «animar el medio rural» que el consejero Tomás Villanueva anunció en su comparecencia en las Cortes.

El convenio a tres bandas permitirá «financiación en buenas condiciones», algo que justificó Álvarez en que la Junta promueve y facilita líneas para las pymes, Iberaval intermedia y avala y la FRMP representa a todas las entidades locales.