Salamanca estrena Policía Turística en Semana Santa con trece agentes

Recorrerán el centro en bicicleta y darán seguridad e información

Los policías locales con sus bicicletas posan junto al alcalde

Salamanca estrenará durante estos días la primera Policía Turística de Castilla y León, que estará conformada por trece personas, un subdirector, un oficial y once agentes, que llevarán a cabo funciones de asesoramiento a los turistas y también aportarán seguridad en el centro histórico de la capital del Tormes.

El alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, resaltó que todos ellos contribuirán a que Salamanca siga siendo «segura, viva, hospitalaria y competitiva y adaptada a los nuevos tiempos».

En concreto, incidió en que cumplirá un doble objetivo. Por un lado, el Ayuntamiento reforzará la atención a los ciudadanos y dotará de presencia policial continua la zona monumental que, como el resto de la ciudad, «es segura, cómoda y con un gran tránsito peatonal».

Y, por otro, mejorará la coordinación con los agentes turísticos de la ciudad, como la Oficina municipal de Turismo, guías, hoteles, colegios de español para extranjeros, universidades y oferta cultural, tanto local como de otras instituciones que fomenten la llegada de visitantes a Salamanca.

De manera que, según Fernández Mañueco, se mejorará «en movilidad, rapidez en los desplazamientos y accesibilidad tanto para atender a los visitantes como a los salmantinos en cualquier demanda de información». «Una policía moderna, dinámica y ecológica, como se espera de una ciudad que se adapta a los nuevos tiempos y es competitiva», sentenció. Asimismo, incidió en que esa nueva agrupación dará visibilidad a la seguridad de Salamanca, «una de las ciudades más seguras de España», según el alcalde, quien recordó que la seguridad es uno de los principales atractivos para quienes acuden a la capital y un aspecto muy valorado por los extranjeros y quienes acuden allí para estudiar español.

De abril a octubre

La previsión del consistorio es que esta Policía turística funcione entre los meses de abril y octubre, y cuando la climatología lo permita los meses de invierno, y reforzará sus efectivos ocasionales con un furgón, que servirá también como oficina de atención desde puntos emblemáticos donde aparcará.