Se espera la mejor cosecha en calidad de pimiento de El Bierzo en años

Esta comarca leonesa cuenta con seis sellos de excelencia y trabaja para lograr el séptimo: la cereza

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, participó activamente en la Feria
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, participó activamente en la Feria

El pimiento de El Bierzo vive un momento dulce. Tal es así, que desde el Consejo Regulador de esta marca de garantía se esperan superar los 100.000 kilos que se recogieron el pasado año.

El pimiento de El Bierzo vive un momento dulce. Tal es así, que desde el Consejo Regulador de esta marca de garantía se esperan superar los 100.000 kilos que se recogieron el pasado año, pero, además, será un producto de una gran calidad. «La mejor en muchos años», apunta Pedro García, presidente de este órgano. Un futuro alentador que se notaba ayer en la edición número seis de la Feria del Pimiento del Bierzo en la localidad leonesa de Carrracedelo y, como novedad, primera de la manzana reineta y la pera conferencia, que este año se han sumado a la fiesta. Masiva afluencia de gente, que disfrutó del buen ambiente y mejor tiempo, pero también y sobre todo de un producto que marca la diferencia en cuanto a calidad.

No en vano, durante todo el día la veintena de agricultores y productores presentes expusieron sus cultivos y se celebró el asado de los pimientos mientras que por la tarde se pasó a su degustación acompañados de chorizo, vino y pan cocido en los hornos comunales del municipio. La entrega del premio al mejor expositor cerró, como cada año, esta cita a la que se sumaba también el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones. Allí, departía con los productores e incluso se atrevía a manejar este producto en la cocina.

Microclima

El consejero destacaba la calidad del pimiento de El Bierzo, pero también la importancia de otros productos del campo existentes en esta comarca leonesa. Al respecto, recordaba que esta zona cuenta con seis productos con sello de excelencia y que están trabajando en conseguir más pronto que tarde la séptima distinción de este tipo para la cereza berciana. «No se produce esta calidad en toda Castilla y León. El Bierzo tiene unas características climáticas extraordinarias. Ese microclima hace que tenga esas 7.300 hectáreas de productos de absoluta calidad y por ahí tenemos que caminar, por la vía de la excelencia», apuntaba Suárez-Quiñones.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente hacía extensiva esta calidad berciana al resto de la Comunidad, así como la importancia de un sector como el agroalimentario para el desarrollo económico y social de la Comunidad, ya que cuenta con más de 3.000 empresa que facturan unos 10.000 millones de euros y sostienen una gran parte de los 67.000 empleos directos de la industria agraria.

El alcalde de Carracedelo, Raúl Valcarce, por su parte, destacaba la importancia de que la manzana reineta y la pera conferencia se sumaran a la fiesta, y aprovechaba la visita del consejero Suárez-Quiñones, para pedir ayuda a la Junta para poner en marcha una zona de restauración medioambiental en la que se pretende plantar castaños en un terreno de ocho hectáreas que discurre por la falda de Carracedelo hasta Villadepalo.

La biomasa abre horizontes

Si el sector agroalimentario goza de buena salud en El Bierzo, la biomasa para generar energía ha abierto un futuro más que alentador y esperanzador para esta comarca. De hecho, está en marcha la instalación de un proyecto, por parte de la empresa Forestalia, y en el que participará el Gobierno de Castilla y León, que está llamado a dinamizar la economía de la zona. En concreto, la planta eléctrica que se construirá con una inversión cercana a los 80 millones de euros creará medio centenar de puestos de trabajo y otros 250 en labores de construcción. El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, avanzaba ayer que en breve se anunciará el lugar en que se ubicará la planta de biomasa que, según decía, dará forma a un nuevo ecosistema forestal en El Bierzo.