Segovia reconoce a Pilar Cernuda y Álvaro Gil Robles como Hijos Adoptivos de la provincia

Francisco Vázquez dedica la jornada a quienes más han destacado en su lealtad con esta tierra

El presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, entrega el reconocimiento como Hijo Adoptivo a Álvaro Gil Robles
El presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, entrega el reconocimiento como Hijo Adoptivo a Álvaro Gil Robles

Por segundo año consecutivo, la Diputación de Segovia celebró el acto del Día de la Provincia entregando sus máximas distinciones. La periodista Pilar Cernuda y el abogado y director de la Fundación Valsaín, Álvaro Gil Robles son ya Hijos Predilectos de la Provincia, y el folklorista Ismael Peña, nacido en Torreadrada, Hijo Adoptivo. Además, la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, heredera de la Universidad Popular, y el Centro Segoviano en Madrid, recibieron la máxima distinción, la Medalla de Oro.

El patio del Palacio Provincial fue el escenario de la foto de familia de los galardonados con el presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, en uno de sus últimos actos al frente de esta institución, como algunos de los miembros de la actual corporación provincial. De hecho, Vázquez solicitó a la próxima corporación el mantenimiento de esta recuperada celebración de los mejores de esta tierra.

Asimismo, destacó que, con ocasión de celebrarse el segundo Día de la Provincia de la etapa democrática, era el momento del reconocimiento a las personas e instituciones «que han destacado en su lealtad con esta tierra. Como también lo es del agradecimiento a los que, siendo fieles a Segovia, se han mostrado fieles a lo que representa», añadió.

El presidente de la institución provincial recordó que Segovia ha sido siempre tierra de contrastes, incluso de contradicciones, en su geografía física pero también en su geografía humana con «situaciones paradójicas con personas que se han visto obligadas a irse, bien para poder buscar el sustento que aquí les faltaba, o para poder perseguir sus sueños; junto a otras que han soñado con Segovia para alcanzar los suyos, y hasta aquí han llegado para ser acogidas», aseguró.

Este fue el fundamento en que la Diputación se apoyó, explicó Vázquez, para el otorgamiento de distinciones el presente año: reconocer y agradecer a los que han permanecido en Segovia y han colaborado activamente en el desarrollo de su identidad, así como a «quienes en su ausencia siguen teniendo presente a Segovia y a los que han querido unirse a nosotros para formar parte de cuanto somos».

Además, se quiso tener un lugar especial en esta jornada para los pueblos y para sus alcaldes, «paradigma del servicio público», como recordó el presidente de la Diputación, por lo que previo a la entrega de Medallas y títulos se produjo el reconocimiento expreso para los tres alcaldes y una alcaldesa, que han permanecido al frente de sus respectivos ayuntamientos durante los últimos 25 años.