Utilizan pintura y música para estimular el desarrollo emocional de niños y adultos

Cada vez más familias en Castilla y León participan en los talleres de «educaARTerapia»

Talleres realizado por educaARTerapia para familias con niños pequeños
Talleres realizado por educaARTerapia para familias con niños pequeños

Pintura de emociones, creativa sobre piezas musicales, representaciones familiares a través del arte, componer puzzles... Son algunos de los métodos utilizado para estimular el crecimiento personal y emocional a través de las artes.

Pintura de emociones, creativa sobre piezas musicales, representaciones familiares a través del arte, componer puzzles... Son algunos de los métodos utilizado para estimular el crecimiento personal y emocional a través de las artes. Una disciplina que nació en el siglo XX bajo la denominación de «Arteterapia» y que en los últimos años cada vez cuenta con más adeptos.

Uno de estos proyectos surgido en el último año en Castilla y León es el de «educARTerapia», puesto en marcha por la arteterapeuta Inés González y la músicoterapeuta Susana Velasco, que une tres disciplinas como son arte, educación y psicología, según explica a LA RAZÓN, una de sus fundadoras, Inés González.

«Aquí en Valladolid no se había hecho nada parecido, solo pequeñas cositas por lo que decidimos ponernos en marcha en octubre de hace dos años ofreciendo «propuestas de arteterapia, pero también las más ludicas, y pasando por la orientación educativa para niños con problemas de aprendizaje», señala Inés.

Un proyecto que se estructura en tres apartados: por un lado el que se relaciona con la orientación educativa; otro uniendo las disciplinas de la músicaterapia y arteterapia; y un último con actividades en talleres. «En estos últimos, trabajamos aspectos de atención social y con las emociones y sentimientos», señala.

Durante el primer año de su puesta en marcha, «tuvimos que movernos mucho fuera, con sesiones individuales en Madrid, pero ahora nuestro radio de acción es Valladolid, y acciones puntuales en otros puntos de Castilla y León como Salamanca o Miranda de Ebro (Burgos)».

Los talleres de familia comenzaron siendo artísticos para desarrollar la creatividad y habilidades para bebés. Pero enseguida llegaron las demandas de padres con hijos más mayores para ponerlos en marcha. De esta manera surgió «Musikarte», que se desarrolla en las instalaciones de «La Escalerita», en La Flecha. «A sus responsables les pareció muy interesante este tipo de filosofía, y de momento lo estamos realizando una vez al mes», informa la responsable de educaARTerapia.

«Proponemos servicios a diversas entidades, organismos y colegios o particulares y respecto a los usuarios hay de todo. Gente que le gusta, que nunca habían vivido propuestas como esta. Por ejemplo en los talleres de niños reforzamos todo aquello que el sistema educativo no está aportando». Hay que motivar a los asistentes, que vean que se «pueden aprender cosas de manera divertida». Una de las diferencias del proyecto es que el objetivo que se persigue no es un fin artístico. Da igual el resultado de lo que hacen.

Pero todavía la profesión tiene mucho recorrido. «En algunos países ya está reconocida pero aquí no. Hay un trabajo importante para darnos a conocer «, india Inés, aunque ya hay algún master oficial dedicado a la especialidad. Ahora el reto es divulgarlo en la sociedad.

Beneficios en la salud física y mental

Las disciplina de la arterapia se apoya por una parte en el conocimiento y la práctica del arte, y por otra en el estudio del desarrollo humano y de las teorías psicológicas. Con ello se pretende conseguir el máximo beneficio de aquellas personas que trabajan en los distintos talleres iniciativas que se ponene marcha, potenciando el desarrollo de habilidades como la reflexión, comunicación y expresión. Es aplicable tanto en niños como en adolescentes, además de personas adultas, con una doble ventaja: poder aplicarser tanto a nivel terapéutico como a nivel educativo y contribuye a tratar distintas alteraciones psíquicas que se dan en las personas tales como la ansiedad, depresión, control del estrés, potenciación de la autoestima o problemas de carácter social.