Villanueva asegura que Castilla y León no puede permitirse el lujo de perder Garoña

Tomás Villanueva junto al presidente del cluster, José Rebollo, durante la reunión del Foro de la Automoción celebrado en Valladolid
Tomás Villanueva junto al presidente del cluster, José Rebollo, durante la reunión del Foro de la Automoción celebrado en Valladolid

Valladolid- El consejero de Economía, Tomás Villanueva, calificaba como «positivo» el anuncio de Nuclenor de proorigar el plazo de cierra de la central nuclear de Santa María de Garoña, y aseguraba que «Castilla y León no puede permitirse el lujo de prescindir y perder 500 megavatios de producción eléctrica» y pidió una buena política energética donde prime «la reducción de costes y no por generar más costes al sistema».

Villanueva ralizaba estas declaraciones al asistir a la convocatoria de la Asamblea general de socios del Cluster de Automoción de Castilla y León (Facyl), donde destacaba el «buen momento» que vive el sector en la Región.

El consejero señalaba que en los últimos meses el volumen reducido de ventas junto con el de los costes financieros había hecho que el sector estuviera viviendo uno de los momentos más delicados, pero que el consenso entre sindicatos, trabajadores y empresas ubicadas en Castilla y León ha hecho posible que el sector tenga una cierta tranquilidad y que contribuya de una manera muy importante a la economía de la Comunidad.

Asimismo calificó como clave el número de trabajadores que emplea la industria automovilística en Castilla y León, superior a los 35.000 empleos directos y que ha convertido a esta Comunidad como la más puntera en la producción. No dejó de citar expresamente a la multinacional Renault y a la alta demanda de su nuevo vehículo, Captur, que ha provocado con un producto «calidad-precio», la contratación de nuevos trabajadores en la factoría de Valladolid.