Villarrubia deja en manos de la militancia la solución del problema del PSOE de Ávila

Y no contempla otra fecha para las Primarias ni descarta que éstas sean abiertas

La Razón
La RazónLa Razón

Valladolid- El secretario provincial del PSOE de Ávila, Tomás Blanco, presentó en la tarde de ayer a la Ejecutiva Federal el recurso con su impugnación contra la suspensión de la dirección provincial y, por ende, su cese al frente del partido.

Una situación prevista, dado que Blanco ya avisó que llegará hasta donde haga falta para demostrar que tiene razón en esta lucha, pero que alarga aún más un problema interno que tiene en vilo al secretario regional del PSOE, Julio Villarrubia, preocupado porque se pueda alargar en demasía en el tiempo ante el nuevo escenario y plazos que se abren ahora tras la impugnación de Blanco. De todas formas, Villarrubia trata de quitarle hierro a este asunto, al asegurar que el partido en Ávila está funcionando con normalidad en sus distintas agrupaciones y grupos en instituciones, pero también al definir este problema como algo estatutario y orgánico cuya solución deja en manos de la militancia. «Los militantes son los que deben pronunciarse y decidir qué es lo que quieren para que esta situación transitoria no se alargue en exceso en el tiempo», asegura el dirigente socialista, consciente de que cuanto más se alargue en el tiempo este problema más daño se hará a la imagen del partido. Igualmente, Villarrubia dice que respetará lo que decida la Federal sobre este tema, ya sea la vuelta a la situación anterior a las dimisiones o la creación de una gestora que dirigiría el partido hasta la celebración de un Congreso Provincial que se llevaría a cabo presumiblemente tras las elecciones europeas del 25 de mayo.

De salir esto último, la Ejecutiva regional sería la encargada de proponer los nombres que integrarían la gestora que luego deberían respaldar la Federal.

Por otra parte, Villarrubia confirmaba ayer también que los socialistas de Castilla y León elegirán a su candidato a la presidencia de la Junta en septiembre, en el caso de que haya al menos dos aspirantes. El dirigente socialista explicaba que en la Ejecutiva celebrada ayer no se han planteado modificar el calendario aprobado el pasado sábado por el Comité Federal, en el que se deja la puerta abierta a esta posibilidad a las autonomías que lo deseen, pero además tampoco descartaba que estas Primarias puedan ser abiertas a todos los ciudadanos que quieran, como las generales.

Y aunque Villarrubia no es en principio muy partidario de ello, ya que asegura que lo más importante es que se celebren Primarias y no la forma de celebrarse, tampoco quiere apresurarse y tiene claro que lo mejor es esperar a que se abra el proceso y ver entonces qué es lo mejor.