Acusan al alcalde de Girona de fletar trenes en la Diada por «ideología»

Puigdemont lo justifica para atender la «movilidad» de sus ciudadanos

En la imagen, el alcalde convergente de Girona, Carles Puigdemont, ayer en la entrada de la Audiencia provincial
En la imagen, el alcalde convergente de Girona, Carles Puigdemont, ayer en la entrada de la Audiencia provincial

La Audiencia de Girona acogió ayer la primera y única sesión del juicio por los dos trenes fletados por los ayuntamientos de Girona y Figueres para poder acudir a la manifestación separatista del 11–S en Barcelona. Hablaron las dos partes y el caso quedó visto para sentencia. El asunto llegó a los tribunales porque la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, denunció el uso de dinero público para financiar este medio de transporte. Los representantes de la Abogacía del Estado reiteraron ayer que estos consistorios «se sobrepasaron en sus competencias», y que «la iniciativa respondió a finalidades ideológicas desde los ayuntamientos».

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Girona, liderado por Carles Puigdemont (CiU), forma parte de la asociación de municipios por la independencia. El mismo alcalde se declaró soberanista.

Puidemont declaró ayer en el juicio, y negó que la contratación de ambos trenes respondiera a «motivos ideológicos», pese a que transportaron a más de un millar de personas. Según aseguró, la demanda responde a otro tipo de motivaciones no ideológicas, y dijo que la recaudación se destinó al Banco de los Alimentos. El alcalde de Girona insistió en que todo obedeció a la intención de facilitar la movilidad de los asistentes a la marcha.

El alcalde aprovechó su turno de palabra para volver a defender una vez más que el Consistorio «no cometió ninguna ilegalidad» y criticó ante el juez que se esté gastando el tiempo y el dinero de los contribuyentes por «manías ideológicas o políticas».

Alegó en su exposición que, en caso de reconocerse que su ayuntamiento traspasó sus competencias, «tendrían que juzgarse muchas otras actuaciones del día a día donde también se hace, como cuando se atiende a la gente desahuciada o se ofrecen plazas en las guarderías».

«Los ciudadanos esperan respuestas para un día a día que se deteriora y no persecuciones ideológicas que perjudican al contribuyente», expuso el alcalde. Puigdemont afirmó incluso que si es necesario, el Ayuntamiento «volverá a alquilar trenes o autobuses con el objetivo de hacer más sostenible la movilidad de los ciudadanos, como se hace, por ejemplo, durante la fiesta mayor de Girona con los autobuses de noche que recorren municipios colindantes a la ciudadGirona para facilitar el transporte».

Denuncian al Consistorio de Arenys de Munt

La subdelegación del Gobierno en Barcelona llevará a Arenys de Munt a los tribunales por declararse «territorio catalán libre y soberano». La Abogacía del Estado, por orden la de Delegación del Gobierno, ha presentado un recurso contencioso administrativo contra el Ayuntamiento de la localidad del Maresme por la decisión tomada en pleno municipal el 13 de septiembre de 2012 durante la celebración del tercer aniversario de la primera consulta por la independencia. Según señaló ayer el Consistorio en un comunicado, el motivo de la denuncia es «declarar nula» su decisión.