Amenazan a un joven por su gran parecido con el «violador del cúter»

Los Mossos siguen buscando al «violador del cúter»
Los Mossos siguen buscando al «violador del cúter»

Hace más de una semana que el joven conocido como «violador del cúter» no ha vuelto a perpetrar otra agresión sexual. La investigación y la búsqueda policial prosiguen, porque se sospecha que ha agredido a tres mujeres en el último mes en las zonas barcelonesas del Guinardó y de Gràcia. No obstante, esta historia vivió ayer un nuevo e inesperado capítulo.

Los Mossos d'Esquadra investigan ahora las amenazas, algunas de ellas de muerte, que denunció un joven después de que se difundiera en algunos medios la imagen del sospechoso de las citadas agresiones sexuales, con el que al parecer guarda un gran parecido físico.

Amenazas

Según informaron fuentes cercanas al caso, el joven, de 21 años de edad, se personó el domingo en la comisaría de los Mossos en el distrito de Nou Barris, acompañado de sus padres, para denunciar que desde el día anterior había recibido varias amenazas en las redes sociales.

De acuerdo con la denuncia del joven, estas amenazas, algunas de ellas de muerte, las recibió después de que algunos medios difundieran la imagen del «violador del cúter».

La foto del sospechoso, un joven de unos 20 años, de baja estatura y que no está identificado, forma parte de la documentación confidencial de la investigación con la que los Mossos y la Guardia Urbana de Barcelona tratan de localizar y detener al autor de estas agresiones sexuales. El apodo viene porque actúa en sus agresiones sexuales con este estilete. Siempre ha atacado al atardecer, en los portales y, además de obligar a las víctimas a hacer sexo oral, ha robado dinero y joyas. Aparte de las zonas citadas, también hubo una agresión en Penitents.

Los Mossos se limitaron a confirmar la existencia de esta denuncia y que el joven amenazado no tiene nada que ver con el agresor sexual al que buscan.

El joven, que tuvo que iniciar un tratamiento médico debido al temor generado por las amenazas recibidas, calcula que en las redes sociales se ha visto en unas 7.000 ocasiones la imagen del sospechoso vinculada a su nombre.

El departamento de Interior ha abierto una investigación para descubrir el origen de la filtración a los medios de la imagen del sospechoso.