Asuntos Internos de los Mossos no aclara la autoría del disparo

Nadie ha admitido aún en el juicio el disparo de una pelota de goma que hirió a Quintana

Los dos mossos acusados en este caso declararán ante el juez el próximo miércoles
Los dos mossos acusados en este caso declararán ante el juez el próximo miércoles

La Audiencia de Barcelona acogió ayer la última sesión del juicio por el «caso Quintana» con declaraciones de testigos. En esta ocasión, fue el turno de los responsables de la División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos d’Esquadra. La vista oral terminará el miércoles, con las explicaciones de los dos agentess acusados de disparar la pelota de goma que hizo perder el ojo izquierdo a Ester Quintana.

Los dos jefes de la brigada de la DAI explicaron que en el momento de los hechos, después de la manifestación por la huelga general del 14 de noviembre de 2012, se escucharon tres detonaciones en la zona donde estaba Quintana, en paseo de Gràcia con Gran Vía. Dos de ellas procedían del arma del escopetero que está siendo juzgado. Este agento aseguró que fueron salvas, no proyectiles.

El tercer disparo, que ninguno de los comparecientes en el juicio ha sabido o podido especificar el origen, siguió siendo ayer una incógnita. Los citados jefes de la DAI no precisaron qué agente lo hizo, ni tampoco la munición utilizada. Por ello, el presidente del tribunal mostró su sorpresa y ligero enfado por estas declaraciones, debido a que Asuntos Internos trabajó en este asunto durante casi un año, a las órdenes del juez instructor, que llegó a conclusiones muy diferentes. Posteriormente, encargó las diligencias a la Guardia Civil. El último informe de la DAI sobre este asunto entregado al juez instructor es de julio de 2013.

Los responsables de la DAI insistieron ahora que llevaron al juzgado proyectiles de precisión, nunca pelotas de goma. Admitieron que basan sus conclusiones en «visionados y análisis» de imágenes aportadas por dos cadenas televisivas, pese a que ya estaban editadas. Desde mediados de 2013 hasta 2015 no trabajaron sobre el asunto, por lo que dijeron que no tuvieron nada que ver con el cambio de postura de la conselleria de Interior. El departamento pasó de negar con rotundidad que una pelota de goma reventara el ojo de Quintana, a aceptar tal posibilidad.

De hecho, el conseller de Interior, Jordi Jané, pidió ayer disculpas públicamente en nombre del Govern desde la tribuna del Parlament a Ester Quintana, ya que «todo hace pensar» que su lesión se produjo en el «marco de una actuación policial». Jané recordó que lamentó los hechos a Quintana personalmente, tal y como reconoció la víctima la semana pasada.

En esta misma línea declaró en el juicio el ex director de los Mossos Manel Prat, que por primera vez admitió que la grave herida fue causada «por una herida policial».