Barcelona dedica una plaza al creador de la bandera independentista

El PP acusa a Trias de politizar la nomenclatura de las calles de la ciudad

Imágenes del acto de inauguración de la plaza
Imágenes del acto de inauguración de la plaza

BARCELONA- La ciudad de Barcelona cuenta desde ayer con una plaza dedicada al creador de la bandera «estelada», Vicenç Albert Ballester, situada en el barrio de la Ribera, en Ciutat Vella.

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Joaquim Forn, y la concejal de Ciutat Vella, Mercè Homs, presidieron la delegación del Consistorio que acudió al acto oficial de inauguración de la plaza, organizado con el apoyo de la comisión del centenario de la bandera «estelada».

Un centenar de personas que portaban banderas «esteladas» asistieron al acto de inauguración de la nueva plaza, que hasta hoy no llevaba nombre y que está ubicada en la confluencia de la calle del Comerç y el Passeig Lluís Companys.

Durante el acto, Joaquim Forn recordó a Ballester como un «insobornable catalán» que tenía como principal preocupación «el pleno reconocimiento de la personalidad nacional de Cataluña», según un comunicado del Ayuntamiento de Barcelona.

El acto tuvo lugar coincidiendo con el 75 aniversario de la muerte del diseñador de banderas. Ballester (Barcelona, 1872-Masnou, 1938) fue un marino, editor y político que destacó como activista del entonces incipiente independentismo catalán. Fue presidente de la Unió Catalanista. Uno de los seudónimos con los que firmaba sus artículos en los medios era el de VIC I ME, acrónimo de «Viva la independencia de Cataluña y muera España»

Durante el acto, una coral interpretó algunas canciones patrióticas catalanas, entre ellas el Cant de la Independència, escrita por el propio Ballester.

La denominación de esta plaza se aprobó en el consejo plenario del distrito de Ciutat Vella celebrado el 4 de julio de 2013, con los votos a favor de CiU, ICV-EUiA y UxP. La comisión del centenario de la bandera «estelada» cierra con la inauguración de esta plaza sus actividades, iniciadas hace cinco años con el objetivo de difundir la historia de esta bandera. Por su parte, el presidente del grupo del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, pidió al alcalde, Xavier Trias, que «no politice» los nombres de las calles, ya que, a su juicio, «no pueden ser causa de división entre los propios barceloneses». «Vicenç Albert Ballester no tiene méritos suficientes para tener un espacio público en la ciudad por el hecho de haber impulsado la bandera independentista», sentenció.