Blindaje para la Sagrada Familia

El templo ideado por Antoni Gaudí refuerza su seguridad y sus accesos ante las amenazas terroristas

Una imagen del estado actual de las obras en la Torre de la Virgen y que será una de las principales de la Sagrada Familia

El templo ideado por Antoni Gaudí refuerza su seguridad y sus accesos ante las amenazas terroristas.

La Sagrada Familia se ha convertido en objetivo de los terroristas. Hace unos meses, antes de los ataques del 17 de agosto, los Mossos d’Esquadra ya advirtieron a los responsables de las obras del templo que eran un objetivo potencial. Por esa razón, desde hace nueve meses el emblemático edificio ideado por Antoni Gaudí está trabajando en la construcción de dos espacios destinados a los controles de seguridad para los feligreses y los visitantes.

Según explicaron ayer Jordi Faulí, el arquitecto responsable de las obras en la basílica, y Marc Martínez, el encargado de seguridad y operaciones, las obras estarían concluidas a finales de este año. «Es un proyecto que existía desde hace dos años y queríamos que hubiera un control de accesos a lado y lado de la fachada del Nacimiento. Será un tipo de control muy habitual en otros edificiones, como sucede en la entrada al Vaticano», subrayó Martínez. A este respecto comentó que «el novel de alerta en la Sagrada Familia no ha variado», aunque reconoció que sí se ha reforzado en la calle con más presencia de Mossos d’Esquadra. «Somos conscientes del icono que es la Sagrada Familia», dijo Marc Martínez en respuesta a las preguntas de los periodistas.

Por otra parte, el templo sigue creciendo en vertical. El pasado 19 de marzo la Sagrada Familia se cumplieron 135 años desde que se puso la primera piedra. Ahora ya solamente queda un 30 por ciento por hacer, lo que hace posible que el conjunto, al menos en su parte arquitectónica, esté concluido en 2016, coincidiendo con el primer centenario de la muerte de Gaudí.

En este sentido, Faulí anunció ayer que las seis torres centrales del monumento estarán finalizadas en 2022. Una de las principales, la llamada Torre de la Virgen, empezó a construirse el pasado mes de diciembre empleando una técnica de paneles de piedra tesada prensada que permite no utilizar externos, con lo que el crecimiento de la torre es visible desde el exterior. De los 138 metros de altura que se prevé que tenga la torre en 2022, se han levantad yao 79 metros y para final de año se prevé llegar a los 85 metros, ha explicado Faulí.

El presupuesto anual global de la Sagrada Familia en 2017 es de 78 millones, de los que 48,9 se destinan a ejecución de obras y el año pasado recibió la visita de 4.561.848 personas.

Cuando faltan nueve años para finalizar el templo modernista diseñado y soñado por Antoni Gaudí, cuya previsión es que esté acabado en 2026, el arquitecto director expresó que el conjunto de 18 torres con que contará será «extraordinario, y ofrecerá una visión diferente dependiendo del momento del día y desde cada ángulo».

Ubicada sobre el ábside, la Torre de la Virgen contará con 19 niveles, su interior será un espacio monumental vacío, abrazará la gran hipérbole que da luz al altar y conducirá la luz del exterior hasta el presbiterio.

Además, este año han seguido las obras de construcción de las Torres de Juan y Mateo, que han llegado a los 80,83 metros de altura, y las de Marcos y Lucas, que han alcanzado 83,87 metros de los 135 que tendrán en 2022.

Una jornada de puertas abiertas

Con motivo de la celebración de las Fiestas de la Mercè de Barcelona, el templo abrirá sus puertas los días 22, 23 y 24 de septiembre por la tarde, cuando recibirá un total de 15.000 visitantes diarios, que podrán acceder al templo tras un sorteo. Durante estos días, el operativo de seguridad en el acceso al templo «será el mismo de siempre, de manera visual y con detectores de metales», según explicó ayer Marc Martínez.