Charles Aznavour: «Mis canciones superan la prueba del paso del tiempo»

El mito de la canción francesa actúa este sábado en el Festival Jardins de Pedralbes

El cantante, compositor y actor francés Charles Aznavour, en una imagen de archivo
El cantante, compositor y actor francés Charles Aznavour, en una imagen de archivo

El mito de la canción francesa actúa este sábado en el Festival Jardins de Pedralbes.

–¿Cómo será el concierto que vamos a disfrutar esta semana en el Festival Jardins de Pedralbes, en Barcelona? ¿Qué nos puede explicar de él?

–Como siempre será una mezcla de nuevas canciones y todos aquellos éxitos que espera el público, con diez de años en español. ¡Será agradable poder volver a Barcelona, una ciudad que amo y con una audiencia muy cálida!

–Tenía 92 años y sigue subiendo a los escenarios de todo el mundo. ¿Qué es lo que le anima a seguir al pie del cañón?

–¡Es mi vida! Soy cantante, compositor e intérprete. Empecé subiéndome al escenario a los nueve años. Tener la capacidad de comunicarme con el público es lo más importante para mí. Mientras tenga esa capacidad y fuerza, además de voz, ¡voy a seguir actuando!

–¿Todavía sigue escribiendo? ¿Está componiendo?

–¡Escribo todos los días! Para mí es una necesidad. Escribo canciones, relatos, libros, ideas para proyectos futuros. Lo he hecho toda mi vida, y nunca voy a dejar de hacerlo.

–¿Sigue al tanto de las últimas novedades musicales? ¿Qué le interesa?

–Escucho todo tipo de música. Es muy interesante ver qué están haciendo los nuevos artistas. Asimismo estoy muy abierto a que estos creadores puedan trabajar con mi música, puedan samplear, al igual que han hecho Dr. Dre y otros. ¿Quién habría podido pensar que el mundo del Rap y el Hip Hop y Aznavour podían conocerse haciendo nuevas canciones?

–¿Dónde encuentra Charles Aznavour hoy la inspiración para seguir trabajando?

–Pues, mire, en todas partes. Siempre trato de encontrar una idea inusual o ángulo diferente para escribir una canción . Como yo no tengo miedo a las palabras siempre digo lo que pienso, pero siempre trato de hacerlo con un nuevo ángulo.

–Usted ha cantando con los nombres más grandes de la música, desde Frank Sinatra a Edith Piaf pasando por Liza Minnelli, Sting o Paul Anka. ¿De quién ha aprendido?

–Pensando en los inicios de mi carrera debo citar a Edith Piaf por su presencia en el escenario, la entrega y la forma de elegir las canciones. También tengo que citarle a Charles Trenet como compositor, y a Maurice Chevalier, quien me dio la idea de hacer una carrera internacional.

–¿Con quién le gustaría hoy compartir escenario? ¿Piensa en algún nombre con el que cantar en un concierto o en un nuevo disco?

–En el pasado he disfrutado mucho haciendo espectáculos con Liza Minelli, una artista con un increible talento y una amiga muy querida, pero hoy en día, tal y como está construido mi actual show, no funcionaría con otra persona.

–Jean Cocteau dijo de usted que «antes de Aznavour, no estaba bien vista la desesperación». ¿Tenía razón?

–Cocteau era un hombre increíble, un escritor, pintor, cineasta, que me guió y me dijo lo que debía leer, dándome un verdadero gusto por el mundo de las artes. Lon que usted me nombra es una cita muy propia de Cocteau y supongo que él vio eso antes de que nadie, algo lo que resultó ser correcto.

–¿Le gusta ser considerado la banda sonora de varias generaciones?

–Sí, tengo mucha suerte de que mis canciones hayan pasado la prueba del paso del tiempo, ¡y continúo renovando mi público! Con mi público vamos juntos cuando podemos llenar auditorios de hasta 7000 u 8000 asientos en algunas ciudades Yo no podría hacer eso si mi audiencia no se fuera renovando. Estoy muy orgulloso al pensar que algunas de las canciones que escribí hace más de 50 años, funcionan para gente que tiene hoy 18 años.

–¿Recuerda su primera actuación en Barcelona, un concierto celebrado en 1957?

–Sí, desde luego. Fue en un club nocturno aunque no puedo recordar su nombre. Después del concierto me quejé de que había sido ruidoso. Lo que pasaba es que alguien estaba traduciendo simultáneamente mis canciones mientras yo las estaba interprentando.

–¿Ha encontrado el secreto de la eterna juventud?

–¡No! ¡Supongo que tengo que agradecer a mis padres por los genes! recibidos! También vivo una vida muy normal en la que no hay excesos. Dejé de fumar cuando llegué a los cuarenta años, trabajo fuera razonablemente, intento comer sano y, para ser sinceros, tengo un trabajo que me encanta.