MENÚ
sábado 17 noviembre 2018
20:23
Actualizado
  • 1

Cistella y Cardona se declaran zonas catastróficas

Cardona cifra los daños entre los 800.000 y el millón de euros, Agricultura lo estudia.

  • Operarios de una compañía eléctrica reparan el tendido destrozado por las fuertes ráfagas de viento.
    Operarios de una compañía eléctrica reparan el tendido destrozado por las fuertes ráfagas de viento.
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

09 de enero de 2018. 07:49h

Comentada
Barcelona. 9/1/2018

Los tornados no son ese fenómeno naíf que hizo creer el Mago de Oz. Causan destrozos, hacen daño y dejan tras de sí paisajes desoladores como los de Cistella, en el Alt Empordà, Cardona, en la comarca del Bages, y Navès, en el Solsonès, que han empezado ya los trámites para declarar sus respectivos municipios zonas catastróficas. Es la manera de que les llegue ayuda económica para reconstruir, casas, negocios, proyectos, almacenes y granjas tras el paso de un posible tornado, el pasado domingo. Lo de posible es porque a falta de tener una fotografía del fenómeno, el Servicio Meteorológico de Cataluña no sabe si es tornado o un chasquido. Los efectos son sensiblemente distintos. El chasquido puede tumbar muchos árboles de un bosque y dejarlos en el sueloderribados en una misma dirección. Mientras que el tornado puede pasar por el mismo bosque y tumbar unos árbales y otros dejarlos intactos.

Teniendo en cuenta que el árbol de Navidad de la plaza de Cistelles quedó intacto, este vendaval tiene números de ser un tornado, igual que lo que pasó en Vallespir.

Según los expertos, es raro que un fenómeno así pase en pleno invierno, estas tormentas tan potentes suelen darse más entre marzo y noviembre, pero el cambio climático hace estragos en todo el mundo.

En este municipio del Alt Empordà y en la vecina Terrades, los ganaderos cuentan que se han encontrado con terneros muertos, al derrumbarse la granja en la que estaban. Otros tenían la espalda dañada o las piernas rotas. LAs ráfagas de viento allí lograron elevar balas de paja de más de 500 kilos. El Ayuntamiento ha reunido a los vecinso para contabilizar los daños. El tornado recorrió entre 15 y 20 kilómetros en esta zona con un ancho de 100 a 300 metros.

El Ayuntamiento de Cardona hizo una priomera evaluación de los daños de entre 800.000 y un millón de euros. Incluye la rehabilitación, tal y como informó su alcalde, Ferran Estruc, de 19 fincas con 30 edificaciones y un invernadero inclusive.

Últimas noticias