Colau pretende iniciar las obras para interconectar los tranvías en 2017

El Ayuntamiento necesita aprobar los presupuestos para llevar a cabo el proyecto

Ada Colau presidió ayer su primer pleno del pacto por la movilidad
Ada Colau presidió ayer su primer pleno del pacto por la movilidad

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha salido con la suya y las obras para interconectar los dos tranvías ya tienen fecha. En 2017, si no hay ningún «tropiezo», la unión del Trambaix y el Trambesòs comenzarán a ser un realidad tal y como detallan los estudios encargados por el Ayuntamiento. Estos informes estarán completamente terminados en un par de semanas, por lo que en breve comenzará a redactarse el proyecto constructivo. Es decir, mientras la reforma de las Glòries o de la Sagrera languidecen, Colau tendrá tiempo de presumir de inauguración antes de que acabe la legislatura.

No obstante, para ello, Colau necesita votos. Más bien, concejales. El gobierno de BComú, en franca minioría con sus once concejales, aún no ha conseguido aprobar lso presupuestos de este año. De ser así, todo parece indicar que deberá prorrogar las cuentas del año pasado, lo que significaría, salvo que encuentre algún vericueto legal, que el Ayuntamiento no podría destinar la partida presupuestaria necesaria.

En cualquier caso, la alcaldesa aprovechó su primer presidencia del pleno del pacto por la movilidad celebrado ayer para hacer el anuncio. «Estaremos preparados desde el Ayuntamiento para hacerlo», señaló Colau. No obstante, puntualizó que «hay que trabajar con el resto de administraciones competentes» en el tema y ha pedido colaboración y trabajo conjunto a los miembros del pacto para hacer realidad el proyecto.

Entre los aspectos que se están analizando, dentro de los estudios técnicos, está el cálculo de las instalaciones semafóricas y tranviarias que harían falta, la topografía, una previsión de la demanda y el servicio, pero también un estudio de movilidad y tráfico, así como otro de evaluación ambiental. De hecho, el gobierno municipal inscribe el proyecto en su apuesta por una movilidad sostenible en la ciudad, que pasa por reducir el transporte privado en favor de la red pública y mejorar la accesibilidad de peatones y bicicletas.

El Consistorio recordó, durante la reunión, que el Ayuntamiento hará todo lo posible para reducir las 3.500 muertes prematuras y 36.000 casos de bronquitis que se producen cada año en el área metropolitana debido a la contaminación. «Necesitamos más pedales y menos motores», afirmó Colau, quien aseguró que, por ello, el gobierno municipal está centrado en una mejora progresiva de todos los medios alternativos al coche y subrayó la necesidad de empezar a tomar medidas para ganar la calle para el peatón, creando una red verde de calles seguras que permita pasear por toda la ciudad.

El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, acusó a la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, de «ignorar al 80 por ciento de participantes de la consulta ciudadana de la Diagonal que rechazaron la unión de tranvías». A su juicio, Colau ha tomado la decisión de unir los tranvías «de manera unilateral, sin esperar a tener conocimiento de los estudios encargados», y le pidió hacer público el coste que supondrían las obras.