Decretan prisión para 25 detenidos en el macrooperativo en La Mina

Más de 300 agentes de los Mossos d'Esquadra participaron en el operativo en La Mina
Más de 300 agentes de los Mossos d'Esquadra participaron en el operativo en La Mina

Tras el macrooperativo de los Mossos d'Esquadra la pasada semana en La Mina y la Zona Franca de Barcelona, el juez que instruye el caso decretó ayer el ingreso en la cárcel de 25 de las 32 personas que estaban detenidas, mientras que el resto quedó en libertad con cargos. Están en prisión preventiva, pero la medida supone un duro golpe contra el narcotráfico en el polémico barrio de Sant Adrià del Besòs, con la desarticulación del clan gitano de «Los Manolos».

Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el titular del juzgado de instrucción número 3 de Badalona acusa a los encarcelados de los delitos contra la salud pública, por el tráfico de estupefacientes, y de organización criminal, por la presencia de clanes. El ingreso en la cárcel se ha llevado a cabo en dos fases. El fin de semana se decretó prisión para nueve de los arrestados, y ayer, para el resto.

Despliegue nocturno

La redada comenzó la madrugada del sábado, cuando un dispositivo de más de 300 agentes de los Mossos d'Esquadra, además de perros especializados en la búsqueda de drogas y un helicóptero, llegaron a La Mina en furgonetas, ampliando más tarde la operación a otro núcleo habitual del narcotráfico, la Zona Franca. El despliegue duró unas siete horas y se registraron 21 domicilios, siempre en busca de estupefacientes.

Todos los registros se llevaron a cabo al mismo tiempo, para evitar el efecto llamada y que muchos de los posteriormente detenidos se deshicieran de la droga. El caso sigue bajo secreto de sumario, pero si que trascendió que los Mossos hallaron, en cantidades sin determinar, heroína, cocaína y hachís. Al parecer, todo pertenecía al citado clan familiar, extremo que aún no ha sido confirmado por la Policía Autonómica. Entre los arrestados se encuentra el patriarca, conocido como «El Chato». Los vecinos siguieron con mucha atención la operación, y algunos de ellos incluso negaron la existencia de clanes familiares dedicados al narcotráfico.

La Mina siempre ha sido un barrio relacionado con el tráfico de drogas, aunque últimamente no se había detectado ningún gran incremento de esta actividad. Ni siquiera el Ayuntamiento de Sant Adrià del Besòs sabía nada del operativo. Cabe destacar que el despliegue llegó la misma semana de plena polémica de los Mossos por el caso Raval, y un día después de que la juez viera «clara y meridiana» la implicación de los ocho agentes imputados en la muerte del empresario Juan Andrés Benítez.