Detenido un joven de 22 años por un supuesto abuso de una niña de 10 años

La Razón
La RazónLa Razón

Un nuevo caso de supuestos abusos sexuales ha vuelto a destapar que las redes sociales pueden ser un ámbito social peligroso para menores, en lo referente a este tipo de hechos. Los Mossos d'Esquadra informaron ayer que acusan de un delito de agresión sexual a un joven de 22 años que quedó con una niña de diez años, a la que conoció a través de internet, y que fue sorprendido por el padre de ella cuando estaban en la intimidad de un piso vacío de Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona).

Ingresado

Según informaron ayer fuentes cercanas al caso, el joven permanece ingresado en el Hospital de Granollers (Barcelona) ya que después de ser sorprendido por el padre trató de huir saltando por una ventana, desde un segundo piso, y se rompió el peroné, aunque según el mismo centro sanitario, su estado no corre peligro.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado por la noche, cuando el chico, que en internet se hacía pasar por una persona más joven, y la menor, que simulaba tener más edad en las redes sociales, quedaron en Sant Joan de Vilatorrada. Se llevan doce años de edad, pero a través de las identidades ficticias que crearon a través de internet, ambos creyeron que la diferencia era mucho menor.

La propia menor, le dijo a su madre que iba a dormir a casa de una amiga, pese a que en realidad concertó la cita con el joven en un piso que su abuela había dejado vacío al morir. Por lo que sucedió después, sus padres no creyeron del todo la historia, lo que definitivamente llevó a facilitar la detención del joven presunto agresor.

Lo demuestra el hecho de que el padre de la chica no se fió de las explicaciones de su hija y fue a la casa de la amiga en la que supuestamente ésta se encontraba.

Al comprobar que no estaba allí, se dirigió al piso de la abuela, donde encontró a su hija y, posteriormente, al joven, escondido debajo de la cama, en una escena digna de una película. Aparentemente, los presuntos abusos no habían ido muy lejos, aunque este extremo no pudo ser confirmado por las fuentes cercanas a la investigación del caso.

El joven trató de huir, por lo que saltó por una ventana, desde un segundo piso, lo que le provocó la ruptura del peroné, aunque no sufrió más heridas.

El chico permanecía ayer en el Hospital de Granollers, a la espera de recibir el alta para entonces acudir a declarar a la comisaría de los Mossos d'Esquadra, acusado de un delito de agresión sexual a una menor.

Advertencia

Diferentes expertos han denunciado en los últimos años el peligro que pueden conllevar para los menores la presencia en las redes sociales, especialmente Facebook y Twitter. El principal consejo es que los padres regulen y controlen el uso de internet por parte de los más jóvenes, ya que este último caso no es el único detectado recientemente.