Europa

El Circuito de Barcelona contempla la construcción de un museo del motor

El Circuito de Barcelona en Montmeló se plantea levantar un museo del motor, ya que el Plan Director Urbanístico del trazado ofrece posibilidades de iniciar una obra que dé respuesta al interés de aficionados de disponer de un espacio permanente que exhiba la historia del automovilismo y motociclismo.

El debate acerca de la construcción de un museo en el trazado de Montmeló ha surgido hoy en la jornada económica que ha organizado Esade, relativa al impacto económico y notoriedad de marca, respecto a la Formula 1 y Barcelona, donde expertos del motor, de estrategia y mercados y de turismo han debatido acerca de esta cuestión.

Cuando se le ha preguntado a Vicenç Aguilera, presidente del Consorci del Circuit de Barcelona, por qué no existe un museo en el trazado, ha asegurado que se ha hablado de esta cuestión pero que la ubicación del mismo ha generado siempre controversia, pues existía la opción de Barcelona o en el mismo circuito.

"Hasta el momento, no hemos sido capaces de concretar esta idea. Sí que hemos mantenido reuniones y se ha hablado. Y, como hay una historia potente que explicar, pues podría haber un museo porque también hay material", ha señalado Aguilera.

Por su parte, Salvador Servià, director del circuito, ha recordado que con la aprobación del Plan Director Urbanístico del Circuit de Barcelona, una infraestructura que alcanza parte de los términos municipales de Granollers, Parets del Vallès y Montmeló, "se ofrece un futuro claro y sencillo de dónde podría ir la ubicación del museo".

"Lo que sí que está claro que tenemos que hacer en el circuito un día es el museo del 'motorsport'. Lo tengo clarísimo", ha señalado Servià, que si bien no ha intervenido en la mesa redonda ni como ponente, ha querido echar luz sobre esta cuestión.

La reunión en Esade ha contado con la intervención de Vicenç Aguilera, además del director de mercados y promoción de Barcelona Turismo, Manel Casanovas, del directora del DEP Institut, Sílvia Amblàs, y del director de Won-Grup Quinteam, Víctor Curto, todos ellos moderados por el director general adjunto de Esade, Francisco Longo.

En el turno de Aguilera, el presidente del consorcio del circuito ha expresado su preocupación por el peso cada vez menor de las pruebas europeas en el calendario de la Formula Uno, y ha admitido, a tenor de lo que lleva pregonando desde hace años el patrón de la F1, el británico Bernie Ecclestone, que en un futuro no muy lejano en Europa "se celebrarán como mucho tres pruebas".

"Nos tenemos que preguntar si una de ellas queremos ser nosotros. Pongámonos en el extremo: ¿Si fuésemos la única prueba de Europa, querríamos estar? Pues sí, porque los ingleses, franceses, alemanes e italianos, si quisieran ver la F1 tendrían que venir a nuestra casa. Esta es una situación extrema, pero sí que es una tendencia porque el mismo Bernie ha dicho que a la larga en Europa habrá tres o cuatro GP", ha recordado.

"¿Tenemos que estar nosotros o no? Hemos decidido que sí porque el impacto sobre el país sigue siendo positivo. Pero si la salida de nuevos países genera inflación en el precio de tener la F1, y de esta forma se elevan los costes y no nos lo podemos permitir, pues lo dejaremos. Todo tiene un límite. Pero si pensamos en la Cataluña SA, yo defiendo que sí tenemos que estar", ha añadido.

Aguilera y algunos de los ponentes han subrayado ya no sólo el impacto económico millonario que supone la F1 y toda la actividad en el Circuito de Barcelona (más de 500 millones de euros), donde este año hay actividad 320 días, sino el incremento de la marca de la capital catalana que va asociado, que si bien es consistente, con la carrera de bólidos aún incrementa su valor.

A este respecto, se ha recordado que de los trazados que albergan la F1, Malaisia ha dando un salto de calidad con un incremento de turismo del 350 %, una cifra muy relacionada con la carrera.

Aguilera ha recordado que, a pesar de ser deficitaria la carrera española, con la formula de cooperación "que hemos encontrado entre los accionistas (RACC, Generalitat y Ayuntamiento de Montmeló), creemos que podemos tirar durante cinco años más. Ahora tenemos una cosa que cada día será más exclusiva en Europa".

Finalmente, todos se han felicitado de que de una vez por todas "Barcelona se haya girado hacia el circuito, igual que es su día con los Juegos se abriese al mar", dando el nombre a la prueba y promocionándola como no había hecho durante muchos años.

El próximo domingo el Circuito de Barcelona albergará el GP de España de F1 y lo hará cumpliendo veinticinco años ininterrumpidamente de esta carrera, cuyo grado de satisfacción por parte de los asistentes según las encuestas es de un 8 en una escala del 0 al 10.