El Conca exige al Liceo una mayor implicación social y despliegue territorial

La majestuosa platea del Liceo
La majestuosa platea del Liceo

El Consell Nacional d’Art de Cultura i de les Arts (Conca) ha puesto deberes al Gran Teatre del Liceu de Barcelona en los ámbitos de la gobernanza, el trabajo comunitario y de estrechamiento del vínculo de la institución con territorio en la Evaluación Estratégica del Gran Teatre del Liceu 2012-2013 y 2015-2016.

El Consell Nacional d’Art de Cultura i de les Arts (Conca) ha puesto deberes al Gran Teatre del Liceu de Barcelona en los ámbitos de la gobernanza, el trabajo comunitario y de estrechamiento del vínculo de la institución con territorio en la Evaluación Estratégica del Gran Teatre del Liceu 2012-2013 y 2015-2016. El documento detecta debilidades y fortalezas y emite una serie de recomendaciones no vinculantes al coliseo lírico, según explicaron ayer el presidente del Conca, Carles Duarte, y la secretaria del organismo, Mercè Gisbert.

Desde el punto de vista de la gobernanza, se ha producido una «ruptura de lealtades» en cuanto a la aportación de recursos de las instituciones públicas durante la crisis, que no ha derivado en un cambio en el nivel de representatividad del patronato, observó Duarte. En esta línea, Gisbert manifestó la necesidad de llevar a cabo una modificación de los estatutos que refleje el nivel de representación, algo que el director del teatro, Roger Guasch, aseguró ayer ver con buenos ojos, si bien admitió la dificultad del reto.

También en el ámbito de la gobernanza, el informe manifiesta la necesidad de que los perfiles técnicos, más allá del equipo directivo, sean expertos del ámbito operístico para mejorar la toma de decisiones, así como insta a una mayor cooperación con otros teatros nacionales.

Una de las fortalezas del teatro es la del superávit alcanzado por el teatro lírico en los últimos años gracias a una evolución de subida de los ingresos que superan los conseguidos por actividades de mecenazago, aunque ello «no significa que los problemas estén resueltos», según la secretaria del Conca. «No hay que bajar la guardia y continuar en esta senda para tratar de equilibrar el gasto con los ingresos», dijo Gisbert, que propuso la creación de nuevos productos culturales desde el teatro.