Política

El Ejército estará en el Salón de la Enseñanza

Colau se volvió a mostrar contraria hace poco a la presencia de la institución militar en el certamen.

En la edición de 2016, la alcaldesa Ada Colau ya avisó a dos cargos militares de que prefería un salón sin la presencia del Ejército
En la edición de 2016, la alcaldesa Ada Colau ya avisó a dos cargos militares de que prefería un salón sin la presencia del Ejército

Colau se volvió a mostrar contraria hace poco a la presencia de la institución militar en el certamen.

El Ejército mantendrá su presencia en el Salón de la Enseñanza de Barcelona, que se celebrará del 20 al 24 de marzo en el recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona, con la misma superficie que en la edición anterior, confirmaron fuentes de la institución ferial.

El expositor del Ejército en el Salón de la Enseñanza ha contado en anteriores ediciones con una superficie de unos 90 metros cuadrados en las que presenta a la institución como salida profesionales.

La presencia del Ejército en este salón generó polémica en las últimas ediciones –la plataforma Desmilitaritzem l’Educació realizó incluso actos contra su presencia–, después de que el Parlament aprobara una moción en julio de 2016 en la que pedía su no presencia y el rechazo del Ayuntamiento de Barcelona en una declaración.

Polémica

El Ayuntamiento aprobó en un pleno de febrero de 2016 una declaración institucional que defendía que el Salón de la Enseñanza se celebre sin la presencia del Ejército para favorecer espacios educativos libres de armas.

De hecho, en la inauguración del salón en 2016, la alcaldesa, Ada Colau, dijo a dos militares que se le dirigieron: «Ya sabéis que nosotros, como Ayuntamiento, preferimos que no haya presencia militar en el salón, pero simplemente porque creemos que hay que separar los espacios».

La conversación en esa ocasión fue breve, de apenas unos segundos, y aunque los dos militares apenas tuvieron tiempo para reaccionar, teniendo en cuenta que rápidamente Colau se marchó a seguir paseando por los «stands» del certamen, testigos presentes explicaron que todo se desarrolló de forma cordial.

Colau aseguró en noviembre que desconocía en ese momento si el Ministerio de Defensa participaría en la edición de este año del certamen, aunque volvió a recordar que el «deseo del Consistorio de que no esté presente en eventos dirigidos a niños y jóvenes».

La alcaldesa recordó que, a su juicio, e incluso hablando en nombre de un sector de la población, la petición de que el Ejército no esté presente en los salones de Fira de Barcelona es «una demanda histórica» de la sociedad civil catalana, «ampliamente avalada» por el Parlament y el Ayuntamiento.

Barcelona no es el único lugar con un salón formativo en el que la presencia del Ejército ha despertado polémica, también en Girona lo ha hecho, donde Fira de Girona sancionó en 2018 con tres años al Ejército sin presencia por incumplimiento de su código ético. Un juzgado de Girona acordó finalmente que el Ejército pudiera participar en el salón de formación ExpoJove, pero sin uniforme.

Defensa confirma la presencia militar

Coincidiendo con unas declaraciones de Colau contra el Ejército, la ministra de Defensa, Margarita Robles, aseguró que la institución sin «ninguna duda» iba a estar presente en el salón, y pidió a las fuerzas políticas no hacer un uso partidista del cuerpo.