El espionaje a los políticos a través de Método 3 cerca a Martorell

El director general de Servicios Penitenciarios, Xavier Martorell, negó ayer en una comisión parlamentaria que encargara el espionaje de políticos a la agencia de detectives Método 3. No obstante, el e–mail que reproducimos en esta página da muestras de que el alto cargo de la Generalitat recibió información del dirigente de Unió Xavier Amador desde la citada agencia de detectives. Martorell también habría obtenido datos a través de Método de otro concejal de Unió en Sant Cugat, Joan Recasens.

El director de Servicios Penitenciarios aseguró en su breve explicación ante los grupos parlamentarios que su relación con esta agencia de detectives «fue puramente comercial», y que se limitó a actividades «lícitas y siempre legales». Martorell fue, anteriormente a su actual cargo en la conselleria de Justicia, director de los Mossos d'Esquadra y máximo responsable de la seguridad del FC Barcelona.

De Gerard Piqué a Felip Puig

Una y otra vez, insistió en la tensa comparecencia que «nunca ha encargado investigar» a ningún miembro de su partido o la federación nacionalista. La investigación de esta trama de espionaje está cercando cada vez más a Martorell, pese a que hasta ahora la Generalitat ha mostrado su apoyo al actual responsable de los Servicios Penitenciarios.

Recalcó Martorell que lleva un total de 27 años de trayectoria profesional en el ámbito de la seguridad, tanto en el sector público como el privado, y afirmó que «siempre ha actuado sin traspasar ninguna línea roja ni ética ni legal». No obstante, podría haber encargado el espionaje de, siempre, según la investigación, de los jugadores del FC Barcelona Gerard Piqué y Rafa Márquez, además de empleados y altos cargos del club. En el ámbito político podría haber encargado espiar a los citados concejales de Unió en Sant Cugat, más allá del ex conseller de Interior y ahora titular del departamento de Empresa y Ocupación, Felip Puig.

Ante las vagas explicaciones, todos los partidos, excepto CiU, pidieron ayer la dimisión de Martorell. Cabe destacar que ERC se sumó a esta petición, pese a su pacto de estabilidad con la federación nacionalista. La portavoz de los republicanos, Marta Rovira, dijo que los «principales responsables en este caso de espionaje político son el PP y el PSOE, pero también CiU». Todos los grupos parlamentarios criticaron que la Generalitat «no asuma responsabilidades» teniendo en cuenta de que Martorell sigue al frente de los Servicios Penitenciarios, teniendo en cuenta de que está acusado de encargar espiar a miembros de su propia formación, CiU.

Por su parte, el fiscal pidió al juez que solicite un informe policial que compare las facturas aportadas por el Barça sobre supuestos cargos en seguridad con la documentación encontrada en los registros policiales de las sedes de Método 3, para seguir investigando la gestión de Martorell.

Esta petición provocó que el juzgado de instrucción número 24 de Barcelona decidiera suspender las declaraciones de Martorell y de otros testigos previstas para este viernes.