MENÚ
martes 22 octubre 2019
02:24
Actualizado

El franquismo divide al PDeCAT y ERC por el monumento de Tortosa

El Ayuntamiento está a la espera de que Generalitat o Gobierno retiren el símbolo

  • El monumento franquista siempre ha sido polémico
    El monumento franquista siempre ha sido polémico /

    LA RAZÓN

Barcelona .

Tiempo de lectura 4 min.

16 de septiembre de 2019. 12:26h

Comentada
Joan Planes Barcelona . 16/9/2019

El monumento franquista en Tortosa sigue trayendo cola en la ciudad, mientras no sea retirado. El asunto se arrastra desde hace años. Pero parece que hay diversos problemas relacionados con el polémico monolito.

Fuentes del Ayuntamiento recordaron a LA RAZÓN que el gobierno municipal no se opone a nada, pero es que simplemente están a la espera de la decisión de la Generalitat y del Gobierno, que son quienes tienen la última decisión sobre el monolito, así como alguna entidad relacionada con las Tierras del Ebro.

El actual Ayuntamiento de Tortosa está dirigido por PDECat, y en la oposición está ERC, que es totalmente favorable a retirar el polémico monolito. No obstante, desde fuentes del gobierno municipal niegan que exista la división entre PDECat y ERC respecto a la presencia del monumento.

En 2016 el Ayuntamiento de Tortosa consultó a los ciudadanos qué hacer con la gigantesca estructura: retirarla o reinterpretarla. La mayoría optó por la reinterpretación, que pasa por recordar a todas las víctimas de la guerra. De esta manera, el asunto volvió a quedar más o menos olvidado. Fue un referéndum polémico.

La citada reinterpretación del monolito fue la ganadora de la consulta popular. Participaron un total de 8.464 personas, lo que significó un 29,73 por ciento de la población total. La opción A, que era retirarlo y, más o menos enviarlo a un museo, obtuvo un 31,25 por ciento de los votos, mientras que la opción B consiguió un 68,36 por ciento. ¿Entonces qué pasa?. Pues que mientras el Ayuntamiento sigue divididido, en lo que se refiere a las fuerzas independentistas, se está a la espera de lo que decidan los propietarios del monolito.

La Comisión por la Retirada de la Simbología Franquista de Tortosa lamentó profundamente el resultado de la votaciónn, y reiteró que esta consulta no se tendría que haber convocado.

Y el tema volvió a quedar olvidado en un cajón. Pero el anuncio del nuevo proyecto de Ley de Memoria Hstórica, que obligará a retirar toda la simbología franquista sin las excepciones que detallaba la anterior normativa, ha vuelto a colocar en el punto de mira el monumento de Tortosa.

A día de hoy, el monumento sigue en medio del Ebro sembrando aún la discordia. «El franquismo no se puede conservar, se debe apartar», argumentó Ester Baiges Miró, miembro de la Comisión para la Retirada de Monumentos Franquistas en Tortosa. Jaume Solé, portavoz de «Tortosins pel monument», apunta justo lo contrario: «La sociedad tortosina lo ha hecho suyo, no lo ve como un símbolo franquista, sino como un recordatorio de la guerra».

«Mantener el monumento es una decisión transversal, la han apoyado gente de derechas y de izquierdas, porque no se identifica ya con el franquismo, eso depende de la sociedad del momento y aquí no se ve así» asegura Solé, que recuerda que la plataforma Tortosins pel monument la integran personas de todos los colores políticos: «Desde ERC hasta el PP. No se trata de ser de izquierdas o de derechas».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs