El Gobierno sobre los 900 millones: «Nadie está al margen de la Ley»

El PSOE teme que el acelerón independentista pretenda tapar la corrupción de la familia del ex presidente de la Generalitat.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, valoró ayer positivamente la noticia conocida el viernes en el periódico LA RAZÓN sobre los 900 millones que el clan Pujol ocultó en el paraíso fiscal de Belice.

En el acto de inauguración de un seminario internacional sobre juriscdicción, que tuvo lugar en la sede de la Comsión y del Parlamento Europeo de Madrid, el ministro calificó de «buena noticia» y un síntoma de que las instituciones funcionan que se dé a conocer investigaciones sobre el supuesto patrimonio de la familia Pujol. «Es fruto de una investigación judicial en el marco de un proceso llevado a cabo por los órganos judiciales competentes».

LA RAZÓN adelantó ayer en exclusiva que el ex presidente de la Generalitat y sus hijos sacaron el dinero de Andorra cuando comenzaron las investigaciones judiciales y policiales que día a día los iban cercando. El grueso del dinero de la familia se encuentra en Belice, y estos fondos de las comisiones pasaron antes de ser depositados en Centroamérica por Irlanda y Escocia.

Según ha podido averiguar LA RAZÓN, los 900 millones no se han movido en su totalidad por si las agencias tributarias detectaban lo que ocurría y avisaban a España.

Sobre la posibilidad de que la familia de Pujol estuviese intentando que los procesos que le afectan no llegaran a la Audiencia Nacional, el ministro defendió que todos los jueces son «independientes» y que «actúan con sometimiento pleno a la Ley», y aseguró que el proceso tendrá «un tratamiento profesional» allí donde sean instruidos. En todo caso, comentó que sea un Juzgado de Instrucción o sea la Audiencia Provincial correspondiente es simplemente un tema de «estructura organizativa del Poder Judicial»

Además, sobre las informaciones publicadas, señaló que ponen de manifiesto que la Justicia «cada día lleva adelante las investigaciones y los procesos en marcha y que nadie está al margen de la Justicia»,– y aseguró también que– «nadie está por encima de la Ley y nadie está exento de tener que acreditar todos sus bienes y sus actividades».

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso de los diputados, Rafael Hernando, sugirió que el «acelerón independentista» pretende tapar la presunta corrupción de la familia Pujol. Asimismo, Hernando comparó los paraísos fiscales, coches de lujo... con las «grandes tramas mafiosas». También acusó a Artur Mas de ser el hijo político de Pujol y denunció que el acelerón independentista quizá tendría que ver «con el intento de encubrir esta enorme trama de corrupción», del que ha sido el «padre político del nacionalismo y de Convergència y del propio señor Mas».